Todo lo que debes saber sobre contratos laborales

Llega la Navidad y las empresas refuerzan sus plantillas para satisfacer las necesidades de sus clientes. Si vas a trabajar eventualmente en esta época, infórmate en condiciones.

Casi un millón de empleos

Uno de los momentos del año, junto con el periodo estival en el que más aumenta la oferta de trabajo es la Navidad. Así lo prevé Adecco, que afirma que entre noviembre y enero se generarán más de 950.000 contratos, un 14 % más que en 2015. Sin embargo, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) advierte a España de "esta forma atípica de empleo", porque aunque estadísticamente sean muy numerosos (somos la segunda nación europea con más contratos temporales a tiempo parcial), estos contratos son una clara muestra de la precariedad laboral en nuestro país, ya que muchos se firman incluso por unas horas.

¿Qué diferencias hay?

En la actualidad, trabajador y empresa pueden formalizar tres tipos de contratos temporales. Por obra o servicio, por circunstacias de la producción y de interinidad. 

- Por obra o servicio: destinado especialmente a la realización de una obra o servicio de manera autónoma y con sustantividad propia. Es decir, la persona contratada realizará tareas que no son las habituales de la empresa, y que son necesarias en un momento concreto. La duración del contrato es incierta, aunque jamás superará los tres años. Podrá ser a jornada completa o parcial, dependiendo de las necesidades. 

- Por circunstancias de la producción: su objetivo es atender las eventualidades de la producción, acumulación de tareas, exceso de pedidos y otras situaciones similares. Este tipo de contrato es el más utilizado durante la campaña de Navidad. ¿Por qué? Uno: no puede durar más de seis meses, así que permite a las empresas contratar a gente solo para estos meses. Dos: muchos jovenes están demandando un empleo, circunstacia que aprovechan los empresarios para expedir contratos del tipo 'primer empleo'. Si duran menos de 28 días y son a jornada completa, no hace falta que se formalice por escrito. 

- De interinidad: la labor de la persona contratada es la de sustituir a los trabajadores que quieren seguir conservando su puesto de trabajo (porque se ha cogido, por ejemplo, una excedencia), cubrir temporalmente un puesto que ha quedado vacante durante el proceso de selección o sustituirlo durante un período de vacaciones. Este contrato es obligatoriamente a jornada completa salvo tres casos: que el trabajador al que sustituya tuviera jornada parcial, que cubra un puesto que en el futuro se vaya a realizar en estas condiciones o que sirva para complementar la jornada reducida de otro empleado.

 

Vacaciones, horas extra e indemnizaciones

"Todos los trabajadores, temporales o indefinidos, tienen derecho a vacaciones que se disfrutarán según lo establecido en el convenio colectivo, a un descanso diario de 12 horas, entre el fin de una jornada y el inicio de la siguiente, y a uno semanal de un día y medio ininterrumpido", afirma Carlos Arcas, Asesor Jurídico de Adecco. Las vacaciones que no se hayan disfrutado, se liquidarán a la finalización del contrato. "En el caso de las indemnizaciones, salvo en una sustitución, el trabajador tendrá derecho a 12 días de salario por cada año trabajado", declara. Esto podría cambiar, ya que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, según sentencia reciente, insta a equiparar las indemnizacionens de trabajadores temporales y fijos (que son de 20 días de salario por año prestado). Por último, ningún empresario puede obligar a un trabajador a hacer horas extra, siempre es voluntario.

¿Qué pasa con los días festivos?

Muchos de los contratos en Navidad son precisamente para trabajar durante los días de fiesta. Según explica Carlos Arcas "los empleados deben saber que en caso de trabajar en cualquiera de las festividades oficiales, tienen derecho a percibir un plus en la retribución de esas horas: es decir, la empresa lo compensará en la cuantía que establezcan los convenios colectivos para las horas extraordinarias, o en su caso, compensarlas en tiempos de descanso".

Continúa leyendo