Trucos para comprar lo necesario en el super

Aprende que trucos utilizan los supermercados para que gastes más y así sobrevivirás a ellos.

Aprende que trucos utilizan los supermercados para que gastes más y así sobrevivirás a ellos.

 

Mañana tienes que hacer una compra para el fin de semana, pero temes que te pase lo de siempre, llegarás a casa con bolsas y bolsas de cosas que realmente no necesitabas.

 

Estudios indican que el 30% de las compras no las planificamos, los supermercados los saben y diseñan sus establecimientos de forma que te incitan a comprar. Aquí te damos unos trucos para sobrevivir a la aventura de hacer la compra:

1. Los supermercados a veces tienen varios tamaños de carrito, no cojas el grande cuando hagas una compra pequeña, esto te ayudará a ver el carro lleno y pensar que tu compra ha terminado.

 

2. Los productos esenciales (latas, arroz, aceite,...) los suelen colocar en el centro del supermercado. Haz esa parte de la compra primero aunque sea la más aburrida, en seguida se te llenará el carro de las cosas a por las que viniste.

 

3. La leche y los huevos suelen estar al fondo del supermercado, rodeados de la zona te tentaciones (galletas y bollos). Se consciente de ello y cuando te acerques a la zona crúzala a zancadas y desaparece lo antes posible.

 

4. Los supermercado posicionan los productos que más les interesa vender a la vista, por ejemplo los deliciosos cereales de chocolate a la altura de los niños y a tu altura los productos más deliciosos y más caros. No seas perezosa y busca y rebusca por los estantes para encontrar los productos más económicos.

 

5. Cada vez apuestan y gastan más en poner puestos de degustación. Ellos piensan que si pueden conseguir que lo pruebes, lo más probable es que lo compres. Y tiene razón.

 

6. Al final de los pasillos suelen colocar las estanterías de gangas, pero estas están llenas de trucos. Te ofrecen, por ejemplo tres botellas de vino y así la unidad te sale más barata, pero es que realmente solo necesitas una.

 

7. Ya estás cansada, aburrida y atrapada en la cola del los cajeros, es el momento de ponerte caramelos, chicles y chocolatinas. Ellos piensan que caerás en la tentación, pero ya estas prevenida y vas a conseguir salir del supermercado con la compra necesaria.

Continúa leyendo