¿Tu jefe aplaude tu trabajo?

A veces no es fácil saberlo. Hazte las preguntas correctas sobre tu relación con la empresa y actúa en consecuencia.

Sentir que la empresa cuenta contigo es una razón importante para mantenerte en un puesto de trabajo. Si estamos satisfechos, somos más productivos. Por el contrario, si estamos descontentos, mostramos baja autoestima. ¿No tienes claro cuál es tu caso? Te ayudamos a averiguarlo planteándote cuatro preguntas fundamentales.

 

¿La empresa comparte contigo su código de valores?

 

Lo hace para hacer partícipes a los trabajadores de su cultura empresarial. Y es que, como explica el director de la consultora Tatum, Eugenio de Andrés, “las empresas buscan profesionales que se comprometan con su proyecto”. La mejor forma de demostrar que la empresa tiene la intención de inocular en sus empleados ese espíritu de pertenencia es la existencia de una buena política de comunicación interna.

¿Tu empresa te facilita las herramientas necesarias para que crezcas como profesional?

 

El signo más evidente de ese crecimiento puede ser una promoción interna (ascenso). Aunque hay muchos otros indicios: te ayudan a diseñar tu carrera, te asignan nuevas funciones para que demuestres tus habilidades, te abren camino en sus delegaciones internacionales o ponen a tu alcance cursos especializados. Según Eugenio de Andrés, hay que aprovechar la opción de formarse y estar actualizado “para poder evolucionar y mejorar”.

 

¿Reconocen tus éxitos?

 

Un aplauso o una palmadita en la espalda por el trabajo bien hecho puede ser la confirmación pública de que los jefes valoran nuestro trabajo. Sin embargo, a veces no es suficiente. Para que la motivación sea completa, es necesario que los superiores escuchen tus inquietudes, conozcan tus propuestas de mejora, te incluyan en proyectos importantes.

¿Tienes una remuneración acorde a tu categoría laboral y funciones?

 

La estrategia de la compensación laboral es utilizada por muchas empresas para motivar a sus empleados. De hecho, para el 60%, según un estudio de Randstad, un buen salario es lo más importante. Pero no lo es todo. En tiempos de ajuste salarial, hay que pensar en si el trabajo actual es realmente una oportunidad para avanzar.

 

"Aumenta tu valor en la empresa"

 

Para conseguirlo, sigue estos consejos del experto Eugenio de Andrés:

 

- Conoce los objetivos de tu departamento y, a ser posible, de toda la empresa.

- Pregúntate con autocrítica: “¿Estoy preparada para poder ayudar a conseguir estos objetivos? ¿Qué puedo hacer, que no esté haciendo ya, para ayudar a conseguirlos?”.

- Busca cursos o lecturas que puedan ayudarte a mejorar (hay infinidad gratis en Internet).

- Comparte con tu jefe y tus compañeros tus lecturas, ideas, cursos, etc. Hay que hacer, pero también contar lo que hacemos.

- Propón ideas que creas que pueden ayudar a conseguir los objetivos o a mejorar la forma de trabajar. No te limites a hacer tu trabajo o lo que te mandan.

- Participa en iniciativas que se lancen, ofrécete para llevar temas o para desarrollar tareas o proyectos que nadie lidera.

Continúa leyendo