Una ayudita para que los jóvenes se independicen

El Gobierno ha anunciado que en 2018 dará ayudas no solo al alquiler, sino también a la compra de la primera vivienda a jóvenes de hasta 35 años que cumplan ciertos requisitos. Te contamos cuáles son.

Jóvenes compran su primera casa

En el segundo semestre del 2016, solo un 19,7 % de los jóvenes entre 16 y 29 años había podido independizarse, según el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España. El dato ha estado en constante descenso los últimos años. Y lo que es peor, los jóvenes que se emancipasen deberían dedicar el 35,8 % de su salario para afrontar el alquiler y el 31,9 % para el pago de una hipoteca. Para ayudar a aliviar esta situación, el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 incluye una serie de ayudas a los jóvenes.  

También te puede interesar:

¿En qué consiste?

Ayudas al alquiler. Éstas ya se contemplaban en el anterior Plan de Vivienda. Se trata de una ayuda para financiar hasta el 50 % del coste del arrendamiento, con un límite de hasta 600 euros mensuales o, como novedad, hasta 900 euros en casos justificados, que aún no se han detallado. Para recibirla, el inquilino debería vivir en la casa alquilada durante todo el periodo que dure la subvención, con un máximo de 3 años.
Ayudas a la compra. Por primera vez se contempla una ayuda a aquellos jóvenes que quieran comprar su primera vivienda. Se darían hasta 10.800 euros o, como límite, hasta el 20 % del precio del piso que se fuera a comprar (aunque, con el precio medio de la vivienda en las grandes ciudades, la primera opción está casi garantizada). Como requisito adicional, esta casa debería ser la primera residencia del beneficiario durante un mínimo de 5 años. Si quisiera mudarse o vender, debería devolver la ayuda.

¿Quién puede beneficiarse?

Éstos son los requisitos que hay que cumplir.
1. Requerir la vivienda como residencia habitual (mínimo 5 años en caso de comprarla y máximo de 3 años en caso de que se solicite para el alquiler), tener hasta 35 años en el momento de la solicitud y no ser propietario o usufructuario de otra vivienda en España.  
2. Obtener unos ingresos inferiores a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). Es decir, los jóvenes que lo soliciten deben ingresar menos de 1.597,53 € al mes y menos de 19.170,39 € (en 12 pagas) o 22.365,42 € (en 14 pagas).

¿Cómo conseguirla?

Aunque aún no se ha especificado cómo acceder a la subvención, pues solo se ha presentado el borrador del plan que se tramitará en junio (para entrar en vigor en enero), en anteriores ocasiones había que acudir a las Oficinas de Vivienda de cada Comunidad Autónoma, pues cada una lanza sus propias convocatorias. 

No tan aplaudida

Expertos del sector inmobiliario han criticado la medida, como Fernando Encinar, jefe de estudios de Idealista, que opina que recae en viejas fórmulas que “generan la falsa expectativa de que todo el mundo debe ser propietario”, además de incentivar el endeudamiento de los jóvenes. Manuel Gandarias, director del gabinete de estudios de pisos.com, también piensa que hacen falta “medidas estructurales, no coyunturales”. Lamenta que no esté dirigida a un público amplio (a estos requisitos hay que sumar los que imponen los bancos para conceder préstamos) y advierte de que “las ayudas directas provocan una repercusión en los precios de los inmuebles”.

CONTINÚA LEYENDO