Vacaciones laborales, ¿a qué tienes derecho?

Estamos muy cerca de disfrutar de los últimos días de descanso laboral de 2015, es el momento de abordar este asunto para el próximo año...

Ahora que estás tan cerca de disfrutar de los últimos días de descanso laboral de 2015, es el momento de abordar este asunto para que el próximo año planifiques tus vacaciones con la ley por delante. Respondemos a las preguntas más comunes qué puedes hacerte.   

 

¿Pueden obligarme a cogerlas todas en el mismo mes en vez de partirlas en dos periodos durante el año?


“El periodo o periodos del disfrute de las vacaciones laborales se fijara de común acuerdo entre la empresa y el trabajador, de conformidad con lo establecido, en su caso, en el convenio colectivo que le sea de aplicación al trabajador”, recuerda Mayte Roa, asesora jurídica de Adecco. Es decir, la empresa nunca podría obligar a tomarlas de una determinada forma. En ningún caso podrán ser “inferiores a 30 días naturales”.

 

Estuve de baja y ahora quiero cogerme las vacaciones pero no me lo permiten, ¿qué hago?

El Estatuto de los Trabajadores ha venido a regular lo establecido por la jurisprudencia cuando el periodo de vacaciones coincida con una baja, ya sea por maternidad o por enfermedad. Así, “cuando el periodo de descanso fijado en el calendario de vacaciones coincida con una baja derivada de embarazo, parto o lactancia natural, se tendrá derecho a disfrutar de las vacaciones en fecha distinta aun cuando haya finalizado el año natural a que correspondan”, explica la experta. En el supuesto de que el periodo de vacaciones coincida con una baja por enfermedad o por cualquier otro motivo que imposibilite al trabajador disfrutarlas durante el año natural, el trabajador podrá tomarlas al finalizar su baja, “con un matiz importante: que no hayan transcurrido más de 18 meses a partir del año que se hayan originado”.

 

¿Qué alternativa tengo si no me permiten coger las vacaciones cuando coinciden con las de determinados compañeros?

“Si se ha agotado cualquier vía de acuerdo entre los compañeros y la empresa, se puede acudir a los juzgados para que sean éstos quienes determinen la fecha de su disfrute”, comenta la asesora jurídica de Adecco. Así lo establece la legislación laboral. Además, es una decisión irrecurrible, es decir, las partes deberán someterse a la sentencia establecida por el juez.

¿Si no las disfruto, me las pueden pagar?

Esta es una de las cuestiones que más dudas suscita entre los empleados. Pero el Estatuto de los Trabajadores es muy claro al respecto: “El periodo de vacaciones anuales retribuidas no es sustituible por compensación económica y, aunque el trabajador firmase un documento por el cual aceptase el pago de las vacaciones, sería nulo, ya que se trata de un derecho irrenunciable de los trabajadores”.

 

Me han anulado las vacaciones por picos de producción, ¿pueden hacerlo?

“No  –asegura Mayte Roa–, las fechas de las vacaciones hay que asignarlas de común acuerdo entre empresa y trabajador. Para ello es importante tener en cuenta lo que establezca el convenio colectivo o lo pactado a título individual”. No obstante, la norma es clara: “La fecha de comienzo de su disfrute debe conocerse por el trabajador, como mínimo, con dos meses de antelación, cuando se haya fijado por la empresa en el calendario de vacaciones”.

 

¿Se pueden pasar de un año a otro?

Como regla general, las vacaciones se disfrutan en el año natural, salvo que el empresario y el trabajador hayan acordado su disfrute en un momento posterior, o bien sea el convenio colectivo el que determine que las vacaciones pendientes se pueden tomar en otro momento.

Continúa leyendo