Vídeo de la semana

3 ideas para que tus plantas sobrevivan a tus vacaciones

Si vas a estar fuera de casa unos días y nadie va a poder ocuparse de ellas, echa mano de estas ideas para que aguanten perfectamente sin secarse.

Si vas a estar fuera de casa unos días y nadie va a poder ocuparse de ellas, echa mano de estas ideas para que aguanten perfectamente sin secarse.

 

Un cubo y un paño

Crearás un flujo constante de humedad.

La técnica se basa en colocar un cubo lleno de agua junto a cada planta. Se conecta la planta y el agua del cubo mediante un paño de algodón o un cordón (el tejido ha de ser bastante absorbente) enterrado parcialmente por un extremo mientras que el otro se introduce en el agua del recipiente.

Resultado: el trapo o cordón va absorbiendo la humedad del barreño y la dirige hacia la planta. Con este truco se irá administrando de forma adecuada la cantidad de humedad que la tierra necesita.

Uno para todas. Puedes emplear un cubo para varias plantas si sus macetas no son muy grandes.

En la bañera

Máximo: una semana

El método consiste en algo tan sencillo como llenar la bañera con unos 8 cm de agua (o 1/3 de la altura de la maceta más o menos) y colocar tantas plantas como quepan en ella. El agua ascenderá por el sustrato de la maceta, a demanda de la planta.

Ten en cuenta que esta solución no es conveniente para más de una semana porque, sumergidas en agua durante más tiempo, las plantas corren el riesgo de pudrirse.

Además, el cuarto de baño ha de tener la luz necesaria y las plantas no deben estar expuestas a la luz directa del sol, para conservar mejor la humedad en el ambiente.

 

Con una botella

Riego automático casero

Paso a paso. Llena una botella de plástico con agua (según el tiempo que vayas a estar fuera). Haz varios agujeritos en el tapón, enróscalo en la botella, dale la vuelta y clávala en la tierra.

Así funciona. Poco a poco el agua se irá filtrando y la planta podrá ir tomando el agua que necesite. El tamaño de la botella irá en proporción al tamaño de la maceta.

Un consejo: si vas a estar fuera de casa bastante tiempo, añade en la parte interior del tapón un trocito de tela gruesa de algodón. El tejido funcionará como dosificador del agua, haciendo el riego más eficaz y evitando encharcamientos.

Mar

Mar Pastor

Continúa leyendo