3 plantas muy fáciles de cuidar

Son de interior, de cultivo sencillo y aguantan bien. Incluso si se te resisten las plantas , con un poquito de cuidado estas se te darán fenomenal.

Son de interior, de cultivo sencillo y aguantan bien. Incluso si se te resisten las plantas, con un poquito de cuidado estas se te darán fenomenal.

 

 

Aloe vera

 

Su punto débil es el exceso de agua y de frío: la temperatura no debe bajar de 0ºC.

 

Hay que colocarla en un lugar con buena luz, pero sin que le dé el sol muy directo. Si las hojas se ponen marrones quiere decir que está recibiendo demasiado sol.

 

Necesita un riego escaso. Hay que vigilar que el agua no se estanque. El aloe puede pasar largas temporadas sin agua, sobre todo en invierno. Eso sí, si ves que las hojas están delgadas y arrugadas, significa que tiene sed.

Cheflera

 

Donde está mejor es cerca de una ventana, pero sin sol directo en verano.

 

Le va bien la humedad en el aire (crece más y tiene mejor color), pero soporta la sequedad y el aire viciado. Rocía sus hojas de vez en cuando, sobre todo si hay calefacción en la habitación donde esté.

 

Necesita poca agua: el encharcamiento es su peor enemigo. Aunque se seque un poco, se recupera fácilmente volviendo a regarla.

 

Cinta

 

Tolera bien los lugares oscuros, aunque puede perder la cinta blanca de las hojas por la oscuridad.

 

Aguanta la sequedad y no muere si se olvida el riego, ya que almacena el agua en las raíces. Para que los bordes de las hojas no se pongan marrones, conviene pulverizarlas.

 

¿Su ubicación idónea? Junto a una ventana.

Continúa leyendo