Vídeo de la semana

4 plantas de exterior resistentes para el jardín

Las plantas autóctonas, adaptadas al clima y al terreno, crecen perfectamente en condiciones extremas. Te mostramos 4 de ellas.

Las plantas autóctonas, adaptadas al clima y al terreno, crecen perfectamente en condiciones extremas. Te mostramos 4 de ellas.

 

Cultivar plantas autóctonas en el jardín tiene muchas ventajas. Como están adaptadas a las condiciones climatológicas de cada región (temperaturas, viento, precipitaciones…), pasarán el invierno en el jardín sin problemas. Además, suelen necesitar poco riego, incluso sobreviven solo con el agua de lluvia que caiga, aunque sea escasa.

 

Suelen ser plantas fuertes y sanas. Pocos insectos se atreven con ellas, y además resisten bien sus ataques.

 

Romero

 

El romero no puede faltar en ningún jardín de clima mediterráneo. Sus hojas y sus flores tienen un aroma incomparable, y además se pueden usar como condimento en la cocina para aderezar carnes y ensaladas.

 

Cuidados básicos

 

- El romero prefiere los terrenos arenosos por los que el agua circule fácilmente y, por supuesto, debes plantarlo a pleno sol.

 

- Por lo demás, apenas requiere cuidados. Cuando se pasen las flores conviene que recortes las matas para que sigan creciendo densas y ordenadas.

 

- No merece la pena reproducirlo por esquejes porque es una planta barata y fácil de conseguir.

Lavanda

 

La lavanda forma densos matorrales que perfuman el ambiente durante el verano y principios del otoño.

 

Las plantas crecen formando matas de las que sobresalen las flores, que se utilizan para perfumar armarios o hacer bonitos ramilletes.

 

Cuidados básicos

 

- La lavanda es muy fácil de encontrar, por lo que no merece la pena que la reproduzcas tú misma, aunque si te apetece puedes tomar esquejes en otoño.

 

- Las hormonas de enraizamiento van bien para que las raíces salgan más fácilmente.

 

- Si quieres tener éxito con esta planta, riégala poco y cultívala a pleno sol.

 

- Para mantenerla siempre bonita hay que podarla todos los años.

 

Retama

 

Tiene unas preciosas flores amariposadas de color amarillo y sus frutos parecen legumbres.

 

Es un arbusto de largos tallos y hojas pequeñas que crece silvestre a los bordes de las carreteras y los caminos.

 

Cuidados básicos

 

- Vive prácticamente sin cuidados, incluso en suelos pedregosos y pobres, y apenas necesita agua.

 

- Para reproducirla solo tienes que recoger sus semillas maduras y plantarlas en primavera.

Adelfa

 

Se trata de un arbusto de porte alto, con ramas largas y hojas lanceoladas de color verde, pero también las hay con las hojas manchadas de blanco.

 

Vive en zonas cálidas, donde la temperatura media sea de 15-25ºC.

 

Las adelfas son rosas o blancas, y cuando están en plena floración son tan bellas que no tienen competencia.

 

Cuidados básicos

 

- Necesita agua y prefiere los suelos ricos en materia orgánica con algo de abono.

 

- El sol también es fundamental para las adelfas.

 

- Su reproducción es fácil, ya que los tallos cortados o desgajados echan pronto raíces si están en agua.

 

- Luego se trasplantan a macetas antes de llevarlas a su lugar definitivo en el jardín.

Continúa leyendo