6 alimentos que no puedes (ni debes) darle a tu perro

Sus necesidades no son las mismas que las nuestras.

Si tienes perro esto te sonará familiar. Llega la hora de la comida o la cena, nos sentamos a la mesa, y a nuestra vera tenemos a nuestro fiel amigo, esperando con carita de pena y de no haber roto un plato nunca que le demos algún cachito de esos manjares que estamos comiendo. En la mayoría de las ocasiones caemos porque nos da lástima, pero eso que acaba siendo costumbre es un error muy grande.

Las necesidades de un perro no son las mismas que las nuestras, y al darle ciertos alimentos le estamos haciendo un flaco favor. Incluso le podríamos provocar fuertes indigestiones, dolores de estómago o incluso, en casos más extremos, la muerte. ¿Quieres saber cuáles son los 6 alimentos que bajo ningún concepto debes darle a tu perrito? Apunta.

perro
Gtres

Chocolate. El más perjudicial de todos. Contiene una sustancia de nombre teobromina que ellos no logran metabolizar. En pequeñas dosis le puede ocasionar dolores abdominales, temblores, vómitos, bajo ritmo cardíaco. La cosa se agrava cuando el consumo es abusivo: espasmos, convulsiones o ataques al corazón. Entre todas las clases, el chocolate puro (negro) es el peor

Lácteos. Un gran error es ponerle el cuenco con leche. Ellos solo deben tomar la materna cuando son cachorros, después solo agua pues desarrollan intolerancia a la lactosa. Les puede ocasionar vómitos, malestar, mareos, náuseas o diarrea.

Cafeína. No es muy típico darle café, pero ni se te ocurra. Es muy perjudicial para los perros porque tiene una sustancia llamada metilxantina que les acelera el rimo cardiaco y les genera hiperactividad, aceleración cardíaca, inquietud, deshidratación, vómitos e incluso hasta un infarto, en el peor de los casos.

Nueces y aguacate. Aunque sean de distintos grupos alimentarios, tanto unos como los otros son muy ricos en grasas, saludables, sí, pero los perros deben seguir una alimentación baja en grasa. Les pueden producir daños renales y piedras en el riñón.

Frutas cítricas. Es decir, naranja, limón, mandarina, etc. Puedes debilitar a tu mascota si le das un trocito de estas frutas con cierta frecuencia, pudiendo llegar a desarrollar estados de diarreas, vómitos, alteración del sistema nervioso, apatía o cansancio.

Dulces. El azúcar está terminantemente prohibido para ellos. Un nivel inadecuado de glucosa en sangre le puede acarrear problemas con la diabetes, obesidad o problemas dentales.

 

Continúa leyendo