6 hortalizas para cultivar en casa

Basta con tener un pequeño jardín o una terraza bien soleada para cultivar algunas hortalizas.

Consejos básicos

Además del suelo del jardín, también puedes hacer las siembras en recipientes grandes para que las plantas se desarrollen bien (60x30x25 cm).

No olvides que debe haber varios agujeros en el fondo para garantizar un buen drenaje. Una buena idea es poner primero una capa de guijarros (2-3 cm) y encima otra de turba.

Después rellena con mantillo hasta unos 5 cm del borde.

Fundamental: añade abono regularmente durante el período de crecimiento.

Cebollas

- Obtendrás los mejores resultados si las plantas en primavera.
- Rellena la jardinera con mantillo de buena calidad dos días antes de la siembra para permitir que la tierra se asiente.
- Se plantan en filas separadas 10 cm entre sí, de forma que las puntas sobresalgan por encima del mantillo.
- Riégalas en abundancia.

También te puede interesar:

Tomates

- Las variedades arbustivas son las mejores y se siembran en un lugar abrigado que reciba sol abundante.
- Las plantas requieren humedad y en época de calor pueden necesitar dos riegos diarios.
- El suelo debe tener un buen drenaje y ser fértil; cuando los racimos de tomates empiecen a desarrollarse, abónalos cada 15 días con un fertilizante líquido.

Calabacines

- Necesitan mucho espacio, pero pueden cultivarse en recipientes grandes, una planta en cada tiesto.
- Conviene colocar las macetas en un lugar que reciba mucho sol y utilizar una tierra fértil y rica en humus.
- Las semillas pueden sembrarse directamente en la maceta, dos por tiesto, a una profundidad de 2-3 cm.
- Exige riegos frecuentes.

Patatas

- Las variedades tempranas son las mejores para cultivar en recipientes.
- Aunque no es una opción muy rentable, sí puedes permitirte el lujo de cultivar unas cuantas en maceta; es todo un placer poder prepararlas y comerlas recién arrancadas.
- Crecen bien en cualquier tipo de tierra, pero ten en cuenta que cuanto mejor abonada esté, mejor será la cosecha.
- Las matas deben estar al sol y bien regadas.
- Para conseguir una cosecha temprana, puedes plantarlas al final del invierno o principios de la primavera, eligiendo para ello patatas ya germinadas.

Berenjenas

- Se dan bien en climas cálidos, siempre y cuando tengan un mantillo de calidad.
- Hay que mantener las matas bien regadas durante el verano y aplicar un fertilizante líquido cada 7 días cuando empiecen a desarrollarse.

Rábanos

- Exigen suelos fértiles, ligeros y arenosos, que retienen mejor la humedad.
- Para evitar que el terreno se seque demasiado deprisa, las macetas o jardineras han de colocarse en lugares ligeramente sombreados.
- La tierra debe estar bien removida y aireada antes de la siembra.
- Todas las variedades de rábanos pueden cultivarse en macetas y, además, maduran con gran rapidez; solo pasan cuatro semanas entre la siembra y la cosecha.

CONTINÚA LEYENDO