6 ideas para una casa más verde

No se trata sólo de separar la basura y reciclar los envases; algunos materiales y productos de uso doméstico pueden ser muy contaminantes. Evita utilizarlos.

No se trata sólo de separar la basura y reciclar los envases; algunos materiales y productos de uso doméstico pueden ser muy contaminantes. Evita utilizarlos.

 

1. Pinturas con pigmentos minerales

Las que utilizábamos hasta hace poco estaban fabricadas con una base de disolventes químicos, pero ahora ya no hay excusa porque puedes optar por pinturas ‘eco’, que sustituyen estas sustancias por agua. Además, se elaboran con pigmentos de origen mineral u obtenidos a partir de plantas y mezclados con otros elementos biodegradables, como talco o tierra. En España, las comercializan marcas como Ecopinttors o Biohaus.

 

2. Limpieza natural

Seguro que empleas multitud de productos químicos en tu hogar. Sin embargo, muchos de estos compuestos son tóxicos y contaminantes, no sólo para el medio ambiente, sino también para tu salud y la de los tuyos. Empieza a reducir las sustancias más peligrosas y sustitúyelas por otras más naturales. El bicarbonato, el limón y el vinagre son buenos desinfectantes. También puedes adquirir detergentes ecológicos y adoptar hábitos saludables, como ventilar la casa a diario, colocar un felpudo en la entrada, sacudir las alfombras con regularidad…

3. Suelos vegetales

¿De qué está hecha tu moqueta? Olvídate de las fibras sintéticas y apuesta por las naturales: cuentan con muchas más ventajas en cuanto a limpieza, resistencia, instalación y mantenimiento. También puedes revestir el suelo con materiales sostenibles, como madera, linóleo natural, corcho, bambú...

 

4. Electrodomésticos eficientes

Antes de comprar uno, busca la etiqueta energética. El sistema de etiquetado se compone de siete niveles, desde la clase A (los aparatos más eficientes) a la G (los que más recursos gastan), y en él constan datos importantes como el consumo eléctrico y de agua o el nivel de ruido. Eligiendo productos identificados como eficientes, ahorrarás energía y dinero y reducirás considerablemente las emisiones de CO2.

 

5. Aislamiento térmico y acústico

Si tu casa está bien aislada, puedes ahorrar hasta un 30 % de energía, algo que notarás en las facturas de gas y electricidad. Las nuevas construcciones ya incorporan aislantes, pero si vives en una casa antigua ten en cuenta que las instituciones ofrecen ayudas para introducirlos en estos edificios (dispones de más información en la web del IDAE, www.idae.es). Pero hay otras cosas sencillas que también puedes hacer: instala ventanas de doble cristal, evita las filtraciones de aire a través de las cajas de las persianas y, si tienes chimenea, cierra el tiro cuando no la estés utilizando. Todo ello redundará en tu ahorro.

 

6. Muebles sostenibles

Están fabricados con materiales naturales, orgánicos (fibras vegetales, maderas con certificación ecológica) o reciclados mediante procesos respetuosos con el medioambiente (a partir de cartón o neumáticos); asimismo, muchos están hechos a mano. La oferta que hay en el mercado cada día es más amplia y, además, ahora ya se pueden encontrar muchos muebles a precios bastante asequibles.

Continúa leyendo