8 falsos mitos sobre los gatos

Pese a ser una de las mascotas más populares, el gato sigue siendo un animal enigmático al que a veces se atribuyen comportamientos que no siempre son ciertos.

Comportamiento

1 - Los gatos son animales independientes y solitarios

Que no acepten la sumisión y la obediencia, como les ocurre a la mayoría de los perros, no significa que les guste estar solos o que no necesiten el cariño de su dueño.

2 - Si hay gatos, no hay ratones

Esto podría decirse solo en el caso de que el animal esté muy hambriento. Y es que la mayoría de los gatos callejeros no cazan, se nutren básicamente de las basuras y de los alimentos que muchas personas les dejan en parques y jardines. Así, los gatos caseros bien alimentados, al ver un ratón lo persiguen con muy bajo nivel de instinto y los roedores acaban perdiéndoles el miedo.

3 - Al caerse un gato de un balcón, siembre cae de pie

Evidentemente, el cuerpo y el sentido del equilibrio del gato están muy desarrollados, lo que le lleva a tener el instinto de seguridad de girar su cuerpo, para caer de pie y de esta forma contrarrestar la caída. Pero éste no es un mecanismo que funcione en todo tipo de caídas y mucho menos en todo tipo de alturas.

Alimentación

4 - Como son carnívoros, solo deben comer carne

Aunque su dieta fundamental es la carne, un gato alimentado solo con ella presentará un déficit de vitamina A que afectará a su crecimiento. Lo más aconsejable es alimentarlo con piensos preparados y enriquecidos, de venta en comercios especializados.

5 - A los gatos no les gusta el agua y no necesitan bañarse

Es cierto que a los gatos no les gusta el agua, pero eso no quiere decir que no sea conveniente bañarlos, como mínimo una vez al mes. Para ello es necesario acostumbrarlos desde cachorros y, sobre todo, que estos primeros contactos con el agua sean agradables.

Curiosidades

6 - Los ejemplares sin pelo no producen alergias

Existe una raza de origen canadiense que no tiene pelo. Se llama spynx y es un ejemplar muy cotizado por su originalidad. Pero, aunque en menor medida, también puede producir alergias, ya que el componente alérgeno está principalmente en la piel.

7 - Son animales traicioneros

Éste es uno de los prejuicios que más pesan sobre los gatos y que es totalmente injusto. Hay que pensar que el lenguaje gestual de estos animales es muy poco conocido y, así como no es recomendable acariciar a un perro desconocido, tampoco a un gato.

8 - Sus grandes bigotes

No los cortes nunca. Los bigotes o vibrisas son pelos conectados a terminaciones nerviosas que les sirven de sentido del tacto. Cuando crezcan no los cortes.

También te puede interesar:

Continúa leyendo