8 problemas de las hortensias con solución

La hortensia es una planta que destaca por sus bonitas flores, y se puede cultivar tanto en la terraza como en interior.

La hortensia es una planta que destaca por sus bonitas flores, y se puede cultivar tanto en la terraza como en interior.

 

Es una planta muy frondosa, ideal para terrazas y jardines, aunque como planta de temporada, también se puede cultivar en interior.

 

Sus hojas son grandes, verdes y con los bordes aserrados, y su principal atractivo lo constituyen las grandes inflorescencias que surgen en primavera y verano.

 

Las flores, que son estériles en su mayoría, son de color rosa, pero si se riegan con unos productos a base de alumbre (sulfato de aluminio), se vuelven de un atractivo color azul. Estos productos se encuentran en los viveros como colorantes de hortensias.

 

Características

 

Las hortensias son originarias de Japón y no presentan muchos problemas a la hora de cuidarlas, pero sí son sumamente exigentes con el riego, ya que necesitan muchísima humedad. A veces no basta con regarlas, sino que hay que meter directamente el tiesto en un cubo de agua y dejar que la planta vaya absorbiendo poco a poco toda la que necesite.

¿Cómo reproducirlas?

En verano, cuando haya pasado la floración, se pueden poner a enraizar esquejes de tallo. Hay que buscar tallos que no tengan restos florales y cortar los extremos con dos pares de hojas.

 

Para reducir la evaporación se pueden cortar las hojas por la mitad, de modo que la planta pierda menos agua mientras que no tenga raíces que puedan tomarla de nuevo.

 

Las hormonas de enraizamiento ayudan bastante, pero no son imprescindibles. Cubre los esquejes con unas bolsas de plástico transparente y colócalos en un sitio resguardado del sol y de las corrientes de aire.

 

Cuidados básicos

 

Iluminación. Ni a pleno sol ni todo el tiempo en sombra.

Temperatura. En verano puede estar en el exterior, pero en invierno no debe bajar la temperatura de 5ºC.

Abonado. Desde que brotan las flores en primavera, necesita abono quincenal.

Tierra. No se da bien en zonas calizas.

Riego. Necesita muchísima agua siempre.

Azul…

Para que las flores se pongan azules, hay que tratarlas con un producto de sulfato de aluminio.

 

… y rosa

Abónala con un producto específico para hortensias y conseguirás que luzca sus bonitas flores.

 

8 Problemas con solución

 

1 – Si la hortensia se vuelve mustia y apagada es que necesita agua urgentemente. Hay que regarla enseguida.

 

2 – Las hojas se caen y no florecen. Le falta alimento o el abono es incorrecto. Elige uno para hortensias.

 

3 – Hojas amarillas y nervios verdes: clorosis. Necesita un producto reverdecedor con quelatos de hierro.

4 – Las flores azules se vuelven rosas. Esto ocurre cuando dejas de usar un tiempo productos para azular el color.

 

5 – Las hojas se ponen amarillas. Se trata de falta de luz o de fertilizante. Si no se recupera con la luz, abónala.

 

6 – Manchas en las hojas. Suelen ser hongos, y se soluciona con azufre. Si son pocas, lo mejor es cortarlas.

 

7 – Hojas con telarañas. Indican ambiente demasiado seco. Quítalas con la mano y pulveriza la hoja.

 

8 – Brotes con insectos: pulgones o moscas verdes. Lava bien la planta y pon clavos insecticidas.

 

Continúa leyendo