¿A qué temperatura servir el vino tinto?

¿Cuántas veces has oído que el vino tinto se sirve a temperatura ambiente? Si quieres disfrutar de todo el sabor de esta bebida, ¡no lo maltrates!

El concepto 'temperatura ambiente' es muy ambiguo. ¿A cuántos grados hace referencia? Si estamos en invierno, puede ser una temperatura muy baja y si, por el contrario, estamos en verano, una temperatura demasiado alta.

Si tomas el vino a una temperatura que no es la indicada, no disfrutarás ni de sus aromas, ni de su sabor. Si sirves el vino a más temperatura de la recomendada, el alcohol inundará el paladar y hará imposible captar sus aromas. Por el contrario, si lo sirves a una temperatura demasiado baja, perderá la mayor parte de los aromas, por lo que resultará imposible disfrutarlo.

La temperatura ideal para un tinto

En función de la crianza del vino deberás servirlo a una temperatura determinada:

- Los tintos más jóvenes y ligeros deben tomarse entre 12 y 14ºC.

- Los tintos crianza, que tienen un envejecimiento total mínimo de 24 meses, de los cuales por lo menos 6 deben ser en barrica, han de servirse a una temperatura de entre 14 y 17ºC.

- Los tintos reserva, que tienen un envejecimiento de al menos 36 meses, con un mínimo de 12 meses de permanencia en barrica, se servirán a una temperatura de entre 16 y 18ºC.

Cómo conservarlo en casa

Lo ideal para conservar el vino en casa es que esté a una temperatura constante de entre los 12 y los 16ºC.

Es muy importante que no sufra oscilaciones térmicas, por lo que lo mejor es tenerlo en algún lugar en el que no cambie demasiado la temperatura.

La cocina no es el sitio ideal para guardar el vino, ya que suele ser una estancia donde hay muchas variaciones de temperatura (al cocinar sube la temperatura de la cocina).

Una bodega o un sótano sin ningún tipo de climatización son muy buenas alternativas. También lo es una vinoteca, un pequeño electrodoméstico que te permite guardar tus botellas a la temperatura que tú elijas.

Y, por supuesto, salvo los vinos espumosos, siempre debes conservar tus botellas de vino tumbadas para que el corcho esté siempre húmedo y en sitios donde no haya vibraciones.

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo