Ahorra sin desperdiciar alimentos

Cada año, se desperdician 1300 millones de toneladas de alimentos, con el grave perjuicio ético, moral y medioambiental que esto supone. Consejos para beneficiarte del ahorro que supone dejar de desaprovechar estos alimentos.

  • Autor: Laura Revilla

¿Sabías que hay más de 1000 millones de personas en el mundo pasando hambre y que podrían alimentarse solo con lo que desaprovechamos en Europa y Estados Unidos? Si quieres dejar de desperdiciar alimentos, contribuir por el bien de la humanidad y ahorrar, te contamos qué puedes hacer para ello.

Compra solo lo que necesites

Evita la improvisación a la hora de hacer la compra con pequeños gestos, como a través de la elaboración de un menú semanal. Haz una lista con los alimentos que necesitarás para su elaboración y que no tienes ya en tu nevera. De esta manera, evitarás compras de productos innecesarios y que te supondrían un gasto extra.

No te fíes de los chollos

No te dejes seducir por las ofertas, ya que facilitarán que llegues a casa con más productos de los necesarios. Por muy barato que esté el producto, piensa si realmente lo necesitas o no.

Antes de ir a comprar, haz una lista con todo lo que necesitas y cíñete a ella.

Compra a granel

Adquirir productos a granel te permite hacer compras del tamaño que quieras en función de tus necesidades. Esta opción es ideal para los hogares donde viven pocas personas, al evitar que se generen más residuos.

Si tienes una buena despensa, aprovecha las ofertas especiales del tipo 2x1, 3x2 o 2.ª unidad al 70 %.

Fíjate en la fecha de caducidad

Si no tienes pensado consumir un producto cuya fecha de caducidad se aproxime, coge otro que caduque más tarde o cómpralo cuando sepas que lo vayas a consumir. Los productos con fechas de caducidad cercanas tienen precios más económicos, puedes congelarlos para que duren más tiempo.

De temporada

Si quieres ahorrar, asegúrate de comprar productos de temporada. Además de estar comprando la fruta y la verdura en su mejor momento, las encontrarás con precios más económicos.

Al súper sin hambre

Está demostrado que ir a hacer la compra con el estómago vacío hace aumentar el número de productos de tu carrito. La mayoría de ellos son innecesarios para tu día a día, por eso, eliminar esos caprichos te hará ahorrar y cuidarte al mismo tiempo.

Las marcas blancas son perfectas por su relación calidad-precio.

Continúa leyendo