Aprovecha las sobras y ahorra en la cocina

Las sobras de los menús diarios pueden convertirse en platos de 5 tenedores: basta un poco de imaginación y tu toque personal. ¡Aprovéchalas y ahorra!

Las sobras de los menús diarios pueden convertirse en platos de 5 tenedores: basta un poco de imaginación y tu toque personal. ¡Aprovéchalas y ahorra!

 

¿Has preparado más raciones de las que necesitabas? No te resignes a comer dos días lo mismo y que ni se te ocurra tirar las sobras. Aquí tienes algunas ideas para que prepares con los restos de comida platos variados y originales ahorrando tiempo y dinero.

Buenas ideas

La carne sobrante de guisos o filetes es perfecta para hacer croquetas o empanadas.

 

Si se trata de carne de pollo, aprovéchala también para enriquecer las ensaladas.

 

Si sobra pescado se puede utilizar para elaborar sopas, caldos y arroces y con los mariscos es posible elaborar multitud de ensaladas: de arroz, de pasta, con patada cocida o el clásico salpicón añadiendo hortalizas picadas.

 

Cualquier resto de carne se convierte en un nuevo guiso añadiendo una salsa de tomate.

 

Con restos de pescado, verduras o carnes se pueden hacer deliciosos canelones y lasañas, que dan mucho juego.

 

El pan sobrante siempre se puede congelar o bien esperar a que se ponga duro y rallarlo para hacer rebozados y empanados o deliciosos pudines y torrijas.

 

Con los garbanzos que han sobrado del cocido o con las lentejas puedes hacer una nutritiva crema de legumbres, añadiendo patata cocida si es necesario.

 

Si guardas en la nevera frutas demasiado maduras y con un aspecto poco apetecible, aprovéchalas para hacer postres: macedonias, pudines o batidos, o bien envuélvelas en una masa de hojaldre para formar paquetitos que, una vez horneados, puedes espolvorear con azúcar glass.

CONTINÚA LEYENDO