Vídeo de la semana

Apunta los trucos para limpiar la plancha

La usamos a menudo para planchar nuestra ropa limpia, pero muchas veces descuidamos limpiar la propia plancha. Es muy importante que su base esté completamente limpia, ya que si no al pasarla por nuestra ropa puede dejar restos y ensuciarlas.

Pero, ¿cómo limpiarla?

Uno de tus grandes aliados para su limpieza puede ser la sal. Para ello, coge un paño seco y pon sobre él varias cucharadas de sal. Enciende la plancha y cuando esté caliente frota hacia adelante y hacia detrás hasta que las manchas desaparezcan. Por último, apaga la plancha, espera a que se enfríe y limpia la base con un paño húmedo.

Otro producto que seguro que tienes en casa y que te ayudará a eliminar las manchas de tu plancha es el vinagre. El procedimiento será muy sencillo, pon a calentar un poco de vinagre casi hasta que comience a hervir, introduce un paño limpio en él y pásalo por la base de la plancha. En el caso de que la mezcla no haga efecto, echa un poco de sal o bicarbonato de sodio, hasta que se disuelva en el vinagre. ¡Conseguirás dejar la base de tu plancha como nueva!

Si tu plancha es antiadherente, puedes hacer el mismo proceso pero cambiando el vinagre por detergente para la ropa.

Otros formas de limpiarla

Otra forma de eliminar los restos de suciedad es utilizando velas, así es, cualquier vela que tengas por casa puede ser de gran ayuda. ¿Cómo? Enciende la plancha y cuando coja calor, pasa una vela encendida, verás cómo la suciedad se comienza a derretir y desaparece de la base de tu plancha. Luego quita la cera con un trapo limpio y ¡estará como nueva!

Otro producto que nos ayudará a eliminar la suciedad de nuestra plancha será la pasta de dientes. Colócala sobre la base fría de la plancha y frota con un paño limpio. A continuación, activa el vapor y plancha una tela con el vapor durante unos minutos. Verás cómo las manchas van desapareciendo.

¿Has limpiado alguna vez la base de tu plancha? Cuéntanos cómo en los comentarios.

Continúa leyendo