Cómo elegir el cachorro ideal

Si te regalan o vas a comprar un perrito y te ponen delante la camada, será muy difícil elegir. Te damos unas pistas para no equivocarte.

Si te regalan o vas a comprar un perrito y te ponen delante la camada, será muy difícil elegir. Te damos unas pistas para no equivocarte.

 

Normas básicas

 

- Para empezar, nunca debemos quedarnos con el primer cachorro que veamos. Hay que visitar varios criadores y, si tenemos que esperar a una camada concreta, merece la pena aguardar un tiempo.

 

- Para evitar problemas nunca debemos adquirir o aceptar ejemplares que tengan menos de 8 semanas de vida. Y deben estar previamente vacunados y desparasitados. El vendedor debe darnos el registro escrito y firmado por el veterinario de todas las desparasitaciones y vacunaciones realizadas hasta el momento.

 

- Un pelo fuerte y brillante suele ser un signo de buena salud. También conviene fijarnos en que la mirada sea despierta y brillante. Si tenemos dudas, deberemos consultar con un veterinario.

 

- El tamaño del ejemplar debe corresponder a la edad de un animal de la raza elegida. Morfológicamente el perro debe cumplir con el estándar de su raza y presentar el aspecto de estar bien nutrido. También hay que observar si hay presencia de hernia umbilical, hecho muy frecuente en los cachorros.

 

- El cachorro que se nos acerca con el rabo en movimiento, a media altura y con seguridad y simpatía puede ser un buen compañero. En cualquier caso y para no llevarnos un ejemplar dominante, podremos realizarle el llamado test de Campbell, sobre el que nos asesorará un experto en conducta animal.

- Ten en cuenta que los cachorros mayores de 6 meses que todavía viven en la perrera pueden tener cierto retraso emocional.

 

- No hay que hacer caso de la típica frase: “Tiene pedigrí, pero no tiene papeles”. Solo tiene pedigrí de verdad si está inscrito en la Real Sociedad Canina.

 

Además, no todos los perros con pedigrí van a ser bonitos cuando crezcan.

 

Ten en cuenta

 

- Cuánto tiempo puedes dedicarle a tu cachorro

Se sentirá triste si no le prestas la atención suficiente. Además necesitarás tiempo para adiestrarle, jugar con él y asearle. Y le tendrás que enseñar a hacer sus necesidades fuera de casa; esto te ocupará mucho tiempo.

 

- Cuánto ejercicio puedes hacer con él

 

Salvo que el cachorro sea de una raza muy pequeña, tendrás que pensar en sacarlo dos veces al día a pasear.

 

- Cuál es tu presupuesto

 

Además de lo que te cueste comprarlo, tendrás muchos gastos: veterinario, piensos, seguro, peluquería…

 

- Si hay alguna alergia en la familia.

¿Qué es el test de Campbell?

 

Es un test que evalúa al cachorro y sirve para hacer un pronóstico de su futuro carácter. Se le debe hacer en su séptima semana de vida y consiste en la realización de cinco pruebas:

 

1ª - Atracción social hacia el hombre

Nos situaremos frente al cachorro y daremos palmadas para llamar su atención.

 

2ª - Capacidad de seguimiento al amo

 

Hay que situarse al lado del cachorro asegurándonos de que nos ve, y comenzar a andar.

 

3ª - Aceptación de la obligación. (Respuesta a la contención)

 

Hay que mantener al cachorro durante 30 segundos boca arriba sujetándolo por el pecho.

 

4ª - Dominancia social (aceptación a la dominación del hombre)

 

Le daremos suaves palmadas desde la parte superior del cráneo hasta la cola, y luego lo acariciaremos suavemente a contrapelo, repitiéndolo durante 30 segundos.

 

5ª - Dignidad

 

Sujetaremos al cachorro por el abdomen con las manos entrecruzadas y lo levantaremos hasta que sus patas no toquen el suelo durante 30 segundos.

 

- Estas pruebas las tendrá que hacer solo una persona, experta en conducta animal, y que no haya tenido contacto anterior con el cachorro.

 

- Se deberán hacer en un lugar tranquilo y después se examinarán de manera individual y neutral; sin felicitar al animal en ningún momento.

 

- Según las respuestas del cachorro a estas cinco pruebas, sabremos aspectos como: si será dominante o agresivo, sumiso o sensible y si será difícil de adiestrar o apto para la convivencia con niños.

Continúa leyendo