Cómo hacer tu mudanza más barata

Cambiarse casa exige una buena organización y buscar las ayudas que te permitan gestionar bien tu tiempo y planificar qué debes llevar y cómo hacerlo. Te contamos cómo hacer que tu mudanza sea más barata.

Para que las cajas, los muebles y los imprevistos no te desquicien es necesario organizarse bien. Sigue estos pasos sencillos y sobrevivirás al cambio de casa.

1. Prepara una lista de objetos imprescindibles en tu nuevo hogar. Así descartarás las cosas que te van a ser necesarias y que has acumulado durante años en tu vieja casa. Lograrás así que la mudanza resulte mucho más ordenada. Organiza la cajas por habitaciones y diferéncialas por colores y con carteles que indiquen que contiene y en que habitación tienen que dejarse.

2. Aprovecha para deshacerte de otras cosas que ya no necesitas. Piensa en si lo que vas descubriendo por los armarios te ha hecho algún papel en los últimos tiempos, si realmente lo utilizas, si ya te sirve para algo. No te agarres a un sentimentalismo absurdo y tíralo. Todo lo que pueda reciclarse tíralo a un punto limpio o a los contenedores apropiados. Comienza tu nueva vida reciclando. Si en tu nueva casa algo no te cabe o no te va a servir piensa en regalarla o venderla en alguna web. 

 

3. Plantéate si compensa trasladar objetos grandes y caros que tenías pensado reponer en breve, como el sofá. Es un gasto añadido, está viejo y así te obligarás a renovarlo. 

4. Aprovecha todos los trayectos a tu nueva casa para ir llevando esos pequeños objetos o cosas delicadas que prefieres transportar tu mismo: algún objeto de decoración delicado, tus objetos más personales, un cuadro o un jarrón muy frágil, un baúl con cosas íntimas…

Es importante recurrir a un buen profesional de las mudanzas y saber de antemano a que se comprometen: a empaquetar muebles y objetos, horario de la mudanza, cuánto calculan que tardarán en recoger todo de una casa y depositar en la otra, etc. Pide presupuesto en varias compañías para ver cuál te ofrece mejores precios. Si lo tienes todo claro, la operación será mucho más sencilla y relajada para ti. No te agobies: planifica ese día y todo saldrá a la perfección. 

 

Continúa leyendo