Cómo tener (por fin) el armario perfecto

Guardar más cosas en el mismo espacio y no tener que rebuscar la ropa ¿es tu sueño? Todo es cuestión de saber cómo organizar el armario; estas son las consignas.

Guardar más cosas en el mismo espacio y no tener que rebuscar la ropa ¿es tu sueño? Todo es cuestión de saber cómo organizar el armario; estas son las consignas.

 

Lo primero: calcular y desechar

Ante de nada debes calcular el espacio del que dispones y la ropa que tienes para diseñar un guardarropa que se adapte a tus necesidades. Aprovecha este momento para hacer limpieza. Descubrirás prendas que no te pones, porque te están grandes, no te caben o están pasadas de moda y complementos deteriorados.

Lo siguiente: separar

Las prendas de arriba deben ir colgadas de la barra y las de abajo, en otra barra en la parte inferior. Reserva un espacio para colar abrigos, vestidos y prendas largas. Además, también resulta práctico separar la ropa según el uso que tenga: por un lado la que llevas al trabajo, por otro la que te pones menos, la de estar en casa, la de hacer deporte… Es imprescindible mantener el orden diariamente o todo este esfuerzo no servirá de nada.


Consejos

Si estás diseñando un nuevo armario, elige cajones con mucho fondo para los jerséis gruesos y añade algún otro cajón menos profundo para complementos; pon puertas correderas (ocupan menos) y utiliza estanterías altas para guardar lo que menos te pones y las inferiores para prendas dobladas.

Orden = más espacio 

Calcetines, ropa interior, accesorios, corbatas... Si están en orden, ocupan menos y todo se encuentra al instante. Un organizador de cajones es la solución.
Un truco: deja siempre algo de espacio libre. Si tu armario está abarrotado, no resultará práctico y encima tendrás la ropa arrugada.

Maxi-armario en lugar de vestidor

Si no puedes dedicar una habitación al vestidor de tus sueños, y hay que integrarlo dentro del dormitorio, es mejor añadirle puertas y conseguir un armario XXL de gran capacidad a base de módulos. Incluye un espejo en uno de los frentes: es imprescindible y además hará parecer la habitación más grande. Si aún te queda espacio, añade en uno de los laterales un terminal con estanterías a la vista y un cajón, a modo de tocador.

Continúa leyendo