¿Conoces el Feng Shui?

¿Sientes que te rodea una energía que no va contigo? Decora tu casa con los principios inspirados en esta filosofía oriental milenaria y mejora tu estado de ánimo. No pierdas detalle sobre cómo limpiar tu Chi.

Cuando tenemos la necesidad de un cambio, podemos sentir el impulso de arreglar y modificar nuestro entorno vital. Las habitaciones desordenadas, monótonas y poco atractivas arrastran a nuestra energía. Pero a través de la decoración y el Feng shui, que significa viento y agua, puedes transformar y revitalizar los espacios de tu casa aprovechando los elementos de la naturaleza.

 

Conceptos básicos

 

Puedes aplicar los principios de esta filosofía con el mapa o bagua. Éste divide los espacios en ocho sectores perfectamente integrados. Así, determina el correcto flujo de tu energía vital o Chi para asentar todos los aspectos de tu vida. Un tratamiento completo de Feng shui puede requerir una gran renovación de tu casa. Apúntate a las opciones low cost para otorgar armonía, eliminar las toxinas que no son saludables e interrumpir el flujo de energía negativa. Por ejemplo, aprovecha la luz natural, los elementos verdes como las plantas o las flores, recoloca tus muebles o cambia el color de tus paredes por tonos más relajantes. También los símbolos son fundamentales: rodéate de elementos que proyecten tus mayores anhelos y metas y ¡a por ellos!

Cambios eficaces

 

Cultiva las herramientas básicas más naturales para compensar los espacios negativos de tu hogar: abre las ventanas y llena tu casa con la luz del sol, esto también permitirá que se caliente y enfríe de forma natural; rodéate de plantas y flores, aumentan el oxígeno, limpian el aire y crean armonía; utiliza materiales sostenibles como bambú, corcho, madera y suelos de moqueta de fibra natural; también, emplea baldosas de cerámica, mármol, piedra, arcilla y materiales de pizarra (utiliza madera recuperada y reciclada); emplea pinturas, pegamentos y acabados bajos en compuestos orgánicos volátiles (COV), para reducir al mínimo la emisión de toxinas nocivas; cambia tus lámparas por fluorescentes compactas (estas bombillas duran 10 veces más y consumen menos electricidad): búscalas de espectro completo, ofrecen sol interior y elevan tu estado de ánimo; y, siempre, las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar

Sírvete de lo natural

 

¿Potenciar la fortuna, la salud o la familia? El Feng shui establece una relación de armonía con el entorno y con tus espacios vitales, siempre en consonancia con el respeto a los recursos naturales. Existen materiales idóneos para tu hogar asociados a los colores: los verdes encajarán en tu cocina, sobre todo si os reunís en familia para comer; los más intensos, como el rojo, concéntralos en las paredes con peor energía de tu salón.  

Continúa leyendo