Consejos para cuidar a perros y gatos

A las mascotas hay que saber alimentarlas, cuidarlas y educarlas: siempre a través de premios, no de castigos.

Trucos de perros y gatos

A las mascotas hay que saber alimentarlas, cuidarlas y educarlas: siempre a través de premios, no de castigos. 

Perros

 

- No es recomendable lavarlos hasta al menos seis meses después de su nacimiento. Una vez que tengan la edad apropiada, puedes hacerlo, pero secándolos siempre con muchísimo esmero, empleando incluso el secador, y sin dejar que les dé corriente hasta dos horas después de haberles bañado.

 

- Un pienso de alta gama tiene todos los nutrientes que necesitan, así que no es necesario que se les dé nada extra. Son mas caros pero mucho mejores. Ahora, si les damos algo más, normalmente es un capricho, y para eso está bien el queso de Burgos, pavo, o pollo con arroz como opción más complicada. Hay que tener en cuenta las proporciones.

 

- Su temperatura está entre 37,5ºC y 38,5ºC. Normalmente, cuando tienen fiebre, jadean y tienen más calor en general, pero con el pelo no se lo notamos. Hay que tener en cuenta que, a veces, la sensación térmica no es real, así que conviene usar el termómetro para estar seguros.

 

- Mientras sean cachorros, hay que sacarlos a la calle entre tres y cuatro veces al día, así se socializarán antes.

 

- Es importante que las galletas solo se les den como premio, que no se las coman sin más. Si no, elige ‘premios’ de otra comida que sea seca y suave, como las lonchas de pavo.

- Los huesos esponjosos, como los de rodilla, además de divertirles, les aportan minerales vitales para su crecimiento.

 

- Aunque parezca extraño, lavarles los dientes se convertirá en un seguro para su salud. Compra un cepillo y acostúmbrale desde pequeño; esto ayuda a que piensen que es un juego. De vez en cuando, frotarle los dientes con limón, le ayudará a blanquear la sonrisa. Y es muy importante, llevarle al veterinario para hacerle de vez en cuando una limpieza bucal.

 

- Contra las garrapatas, te contamos un ungüento bastante efectivo: mezcla en un mortero 10 gramos de semillas de perejil, otros 10 de flores de pelitre y 10 de vaselina. Con tus manos, protegidas con guantes, aplica la crema resultante en la zona afectada.

 

- Lo mejor es que sus comederos sean de acero inoxidable o de cerámica. Éstos son más fáciles de limpiar y de mantener sin bacterias.

 

- Si va a llevar un bebé a casa, tu perro puede convertirse en su guardián y mejor amigo. Para ello, antes de llevar al recién nacido a casa, es necesario que vayas preparándolo: muéstrale polvos de talco, entra en la habitación del bebé con él, deja el olor de la colonia del pequeño por la casa para que se acostumbre, etc.

Gatos

 

- Su temperatura está entre 38,5ºC y 39ºC. Cuando tienen fiebre suelen tener las orejas frías y la naricilla más caliente. Se les ve más decaídos y no se quieren mover. En cualquier caso hay que acudir al veterinario porque la fiebre es un signo de que algo va mal.

 

- Para que meterlos en la gatera no sea una auténtica batalla campal, lo ideal es que ésta forme parte de su vida: que juegue con ella, que entre y salga, y no sea sólo un objeto que vea cuando tenga que ir al veterinario o de viaje.

 

- Si tienes que medicarlo y se opone, machaca las medicinas y úntalas de mantequilla. Después, déjaselas donde tenga su comida.

 

- Si acabas de adoptar uno empieza por mostrarle dónde está la comida y, por su puesto, su arena para que haga sus necesidades. Para ello llévale allí después de comer y cuando acabe de levantarse. Son muy limpios y enseguida aprenderán a hacerlo solos.

 

- Su cama debe estar cerca de los miembros de la familia, en un lugar sin corrientes ni luces muy potentes. Te lo agradecerá.

- Puede que coja la manía de orinar o arañar en determinados sitios. Aunque parezca imposible, lo puedes solucionar. Baña la zona de colonia, cuanto más fuerte, mejor, o coloca bolsitas de naftalina. Son olores que odia y no volverá a estar mucho tiempo en esas zonas.

 

- Cuando nos mudemos, nuestro gato notará el cambio. Un buen remedio es untarle la patita de mantequilla al llegar al nuevo emplazamiento. Así conseguiremos que esté tranquilo y entretenido lamiéndose. Además, los gatos asocian lamerse con sentirse seguros, así incorporamos un comportamiento de seguridad en el nuevo entorno, facilitando con rapidez su integración.

 

- No es necesario bañarlos; ellos son muy escrupulosos con su limpieza. Lo que sí es importante es cepillarles bien para quitarles la máxima cantidad posible de pelos, así, al lamerse para su higiene, se tragarán menos. Si quisiéramos bañarlos, hay que secarlos bien con una toalla; en caso de utilizar secador ten en cuenta que su piel es muy sensible y puedes quemarles fácilmente.

 

Truco estrella

Para aliviar las dolencias de artrosis de cualquier animal anciano, puedes preparar el siguiente ungüento: en un frasco de cristal, echa medio litro de aceite de oliva virgen, macera 50 hojas de laurel y 10 ramitas de romero bien trituradas. Tapa el tarro y consérvalo en un lugar cálido y soleado 10 días. Diariamente, fricciona con esta mezcla las articulaciones del animal. Se sentirá mejor.

CONTINÚA LEYENDO