Consejos para decorar un salón pequeño

¿Pocos metros y ganas de sacarles más partido? Con algunas sencillas pautas, disfrutarás mucho más de las horas que pases en tu salón.

¿Pocos metros y ganas de sacarles más partido? Con algunas sencillas pautas, disfrutarás mucho más de las horas que pases en tu salón. 

 

 

En líneas generales, si el espacio a decorar es reducido es mejor que los muebles básicos –sofá, mesa de centro, aparador- sean piezas de diseño sencillo. La clave está en saber aprovechar los metros y buscar el equilibrio entre comodidad y funcionalidad. 

 

Un sofá con tapicería lisa no recarga el ambiente y “se come” menos espacio que uno estampado, con independencia de su tamaño. Además, si el tono es claro ofrece más posibilidades que uno de color muy llamativo, porque permite añadir al mobiliario del salón una butaca o una alfombra en un tono más intenso sin sobrecargarlo.

Lo mismo sucede con el aparador o la mesa de centro: si son discretos y de líneas sencillas te dejan más libertad para escoger pequeños detalles llenos de color sin que el efecto final sea agobiante.

 

Los espejos, asimismo, ayudan a ampliar visualmente el salón, siempre que estén estratégicamente situados. Y los muebles elevados sobre pies dan una mayor sensación de amplitud que los otros.

 

Más pautas que funcionan: no utilices muebles innecesarios (mejor pocos), evita colocar ninguno de ellos en zonas de paso, logra sensación de más altura con una iluminación orientada al techo y las paredes… y, lógicamente, mantén el espacio siempre ordenado, despejado y limpio: el desorden se cobra metros.

Continúa leyendo