Consigue que tus plantas sobrevivan al verano

Los fuertes calores del verano pueden llegar a resultar, para casi todas las plantas, tan perjudiciales como el frío y las heladas del invierno.

Los fuertes calores del verano pueden llegar a resultar para casi todas las plantas tan perjudiciales como el frío y las heladas del invierno. Por eso, para evitar que se nos sequen y además mantenerlas sanas y bien cuidadas en esta época del año, es preciso tener en cuenta algunas recomendaciones.

 

El riego, abundante...

Conviene regar preferiblemente al amanecer o al atardecer, cuando se haya ido el sol, y nunca en las horas de más calor, porque el agua se evapora más rápido y pueden aparecer quemaduras en sus hojas.

 

... pero poco a poco

Es mejor regar con cierta lentitud para suministrar la cantidad de agua necesaria, ya sea con regadera o con manguera en el jardín, pero evitando que la tierra se encharque. ¡Ojo con la cal! Si en el lugar donde vives el agua contiene mucha, añade un chorrito de vinagre a la regadera o déjala reposar toda una noche en un cubo lleno de turba.

Mantener la humedad

La tierra y las raíces han de permanecer húmedas, pero nunca encharcadas, y debes pulverizar un poco de agua sobre las hojas por la mañana y así preparar a la planta para soportar el calor del día. Una buena idea es colocar uno o varios recipientes con agua cerca de las macetas para que, al evaporarse, transmita humedad a las plantas.

En el interior

Abre con frecuencia las ventanas para ventilar, ya que las plantas de interior también necesitan aire fresco. Cuidado con el aire acondicionado: si lo pones demasiado fuerte, puede dañarlas.

En cuanto al sol

En pleno verano, es mejor huir de la exposición directa. Coloca las plantas de exterior en una zona de semisombra, pero luminosa.

Trucos contra el calor

Evita que la maceta absorba mucho calor recubriéndola con tela de brezo. También puedes colocar el tiesto dentro de otro más grande y el primero será el que reciba el calor más intenso. Otra buena idea: pon algo como un ladrillo o un taco grueso de madera entre la planta y el suelo y así no absorberá tanto calor del mismo.

Ten en cuenta

Es durante el verano cuando más enfermedades afectan a las plantas. Cada especie se ve afectada por distintas plagas pero, en general, el consejo es revisar cuidadosamente y a menudo cada una de sus partes y actuar en cuanto se detecten. También en esta época necesitan gran cantidad de nutrientes, debido a que muchas de ellas están en su etapa de floración. Aplica más abonos y fertilizantes que el resto del año. La cantidad y el tipo dependerán de cada especie

Continúa leyendo