Cristales sin arañazos gracias a estos trucos

Ingredientes caseros son la solución para devolver el esplendor a tus cristales.

Los rayones pueden desmerecer incluso los cristales más limpios. Limpiar las ventanas de casa u otras superficies de vidrio como mesas o puertas es una de las tareas más tediosas del hogar y no siempre los resultados son perfectos. Los arañazos se producen con mucha facilidad y, en muchos casos, son muy complicados de disimular.

Si te has pasado horas limpiando cristales y aun así no lucen como a ti te gustaría, toma nota de estos sencillos trucos para sacarles todo el partido.

Pasta de dientes Es un remedio casero muy efectivo y económico, pero no te hagas demasiadas ilusiones ya que este truco solo funcionará con pequeños arañazos superficiales. Simplemente tienes que aplicar una pequeña cantidad sobre la superficie dañada y extenderla suavemente con un paño. Espera a que se seque por completo y retira el sobrante con un trapo seco. De esta forma conseguirás disimular cualquier pequeña imperfección.

Amoniaco. Se trata de uno de los remedios tradicionales para limpiar el vidrio y también puede ayudarte a eliminar los arañazos. Mezcla medio litro de agua con 15 ml de amoniaco, humedece un paño con la mezcla y frota en forma circular sobre el cristal.

Bicarbonato y vaselina. Mezcla una cucharadita de cada ingrediente hasta obtener una pasta suave y aplícala sobre el rayón con un trapo suave o fieltro hasta que comience a desaparecer.

Tras emplear cualquiera de estos tres trucos puedes aplicar un poco de vinagre blanco sobre la superficie para darle aún más brillo.

Continúa leyendo