El dormitorio perfecto para un buen descanso

El orden y la armonía de tu dormitorio influye en tu descanso. Te damos las claves para el escenario ideal de tus sueños más profundos y reconfortantes.

Si consigues un dormitorio zen la buena energía fluirá tanto de día como en el momento del descanso. Sigue estos consejos y tendrás un dormitorio que te asegurará un buen sueño:

1. El orden. Una habitación donde impera la armonía facilita la conciliación del sueño, para encontrar la paz y ofrecer un descanso profundo y reparador. Un espacio arreglado, donde cada detalle está en su sitio.

2. La mesilla de noche. Debe de tener solo lo que necesites, pero hay que intentar no llenarla con objetos, libros, cables.

3. Aparatos. Lo preferible es no tener aparatos en la habitación: ni televisores, móviles, tablets, ordenadores. ¡Y no utilizarlos media hora antes de irse a dormir! Intenta no cargar el móvi u otros dispositivos en el dormitorio. 

3. La disposición de la cama. La cama es el mueble que debe de proitagonizar el dormitorio y su colocación influye mucho en nuestro sueño. El feng shui da una importancia vital a este aspecto: mientras se duerme todos nuestros sentidos se reducen, pero el instinto de conservación mantene la vigilancia sobre los lugares de acceso, puerta y ventana. Lo ideal es que estén en los frentes y laterales de la cama y no salgan de nuestro campo visual. El cabecero debe estar apoyado sobre una pared firme. Una cama atravesada a la puerta producirá un descanso inestable, con altibajos. Es bueno que la cama tenga cabecero o algo que proteja paparte superior, para brindar seguridad y un buen descanso. Una buena montaña protectora a los pies de la cama, piecero, banco, etc, también ejerce de barrera de seguridad. Es mejor que detrás de la cama, al igual que ventanas, no haya espejos. Dos espejos enfrentados en la habitación crearán una corriente de energía negativa.

El orden y la armonía facilitarán un buen descanso

4. La puerta. Si un pasillo largo llega hasta la puerta de la habitación, es mejor dormir con ésta cerrada. El flujo de energía que trae es fuerte y puede alterar el sueño. Lo que también se debe de evitar es dormir con la puerta a espaldas de la cama. 

5. La puerta del baño. Si hay baño dentro del dormitori,o la puerta debe permanecer cerrada por la noche, durante las horas de descanso. 

5. Cuadros. En el dormitorio hay que evitar láminas, óleos y figuras relacionadas con el agua. Según la teoría del feng shui el agua agudiza los problemas de alergia, asma y otros de tipo respiratorio.

También te puede interesar:

Continúa leyendo