Patrocinado

El jardín del chalet con el que todo el mundo sueña

En un término medio: ni en el campo, ni en mitad de la ciudad. Contar con un chalet con jardín es una gran alternativa para disfrutar del aire libre sin irte muy lejos del asfalto. Descubre cómo cuidar el jardín para que esté siempre perfecto.

Te encanta la naturaleza, disfrutar de los espacios verdes, pero no te apetece vivir alejada de la ciudad. ¡Un chalet con jardín es la alternativa perfecta para ti! Te permite tener un espacio amplio en el que relajarte sin irte demasiado lejos. Eso sí, para tener un jardín en el que pasar grandes momentos en compañía de familia y amigos, necesitas saber cómo cuidarlo y mantenerlo correctamente. Y lo mejor: sin invertir media vida en ello. ¿Cómo? Contando con los conocimientos y el material necesario para ello.

De todas las tareas que tienen que ver con el jardín, el cuidado y mantenimiento del césped es la que más quebraderos de cabeza suele dar ya que requiere prestarle mucha atención para que esté perfecto. Un bonito césped adorna tu jardín, amortigua el ruido, refresca la temperatura y purifica el aire. Pero es que, además, un césped cuidado mejora el microclima y es una importante fuente de oxígeno... nada menos. Su exigencia está a la altura de nuestro uso: entre pisadas, juegos, comidas... tiene que adaptarse a nuestra ajetreada vida.

Así conseguirás un césped perfecto

¿Sabes cómo conseguir que luzca perfecto durante esta temporada? Tan solo necesita la aplicación de estos sencillos consejos:

Segar

Con un corte periódico conseguirás un césped más tupido. La altura de corte ideal en primavera está entre 3,5 y 5 cm; ¡y nunca menos de 5 cm en zonas de sombra! Una regla de oro: nunca debes cortar de una sola vez más de un tercio de la altura del césped. Sería un duro castigo para él y además dejarías todas las hojas amarillas al descubierto. Y cuando llegue el verano, si dejas la hierba un poco más alta (unos 5 cm), ayudas a que se evapore menos agua.

Abonar

Al comenzar el periodo de crecimiento en primavera el césped necesita más nutrientes. Un abono primaveral, que contenga nitrógeno, potasio, fosfato y magnesio, le ayuda a fortalecerse y reverdecer en poco tiempo. Este abono lo debes esparcir de manera uniforme sobre el césped seco, después del corte. Una vez extendido, debes regar en abundancia. Deja pasar al menos una semana antes del siguiente corte. Y no abones si hace mucho calor. También conviene allanar las zonas que se han levantado por la lluvia y resembrar las que estén deterioradas.

Regar

La clave para el riego perfecto es “mejor más que menos”, es decir, mejor pocas veces y más intensamente que muchas veces brevemente. Y ten en cuenta que bajo los árboles y en suelos arenosos se necesita regar más a menudo.

En verano toca hacerlo al menos una vez al día: al amanecer o al atardecer, las horas de menos calor, para evitar que se evapore el agua.

Malas hierbas

Con el buen tiempo el césped empieza a crecer de nuevo, pero también proliferan las malas hierbas. Un segado frecuente es el mejor antídoto para evitar que aparezcan. Y la mejor forma de luchar contra ellas es quitarlas de raíz con ayuda de un escarificador. Así aireas el césped y facilitas que el agua y los nutrientes lleguen a las raíces. También te ayuda a deshacerte de restos de césped y de otras plantas, musgo y humus y toda esa capa que se ha ido acumulando a lo largo del invierno.

El toque final

Por último, recorta los bordes del césped con una desbrozadora para dejarlos bien definidos: alrededor del mobiliario del jardín, los parterres de flores, las zonas de piedra, etc... esto dará el toque perfecto a tu césped.

¿Has tomado nota? Conseguir la perfección en tu jardín depende de una rutina estructurada, que responda a las necesidades de las plantas. Para que todo esté en orden, elige máquinas y accesorios que simplifiquen todas esta tareas. La más importante, cortar, depende una vez más del uso del cortacésped adecuado. Lo ideal: una máquina también ligera, fácil de manejar que sin embargo tenga toda la potencia que necesites y sobre todo que sea muy silenciosa.

Apuesta por el cortacésped de batería STIHL RMA 448 TC, la máquina que lo tiene todo. Su innovadora tecnología de batería, diseño compacto y el sistema de recogida de hierba te permitirán trabajar sin preocuparte de nada. Gracias a la tracción de una marcha, el monomanillar, una cuchilla con gran potencia de corte y el sistema de batería PRO tendrás resultados profesionales sin esfuerzo. Además, dispone de modo ECO, que adapta el cortacésped a la potencia adecuada, y regulador de altura en seis posiciones. No busques más, has encontrado tu aliado perfecto.

Continúa leyendo