El mejor sitio para cada planta

¡Llena tu hogar de rincones verdes! Pero conoce antes las plantas más adecuadas para cada estancia y así conseguirás que estén aún más bonitas.

¡Llena tu hogar de rincones verdes! Pero conoce antes las plantas más adecuadas para cada estancia y así conseguirás que estén aún más bonitas.

 

En el salón...

Siempre las más decorativas

En la sala de estar es sin duda donde las plantas destacan más, por eso las especies de gran tamaño son las favoritas, siempre que haya espacio suficiente.

 

Claves a tener en cuenta. En el salón se deben colocar especies que soporten el calor de la calefacción en invierno y aquellas que purifiquen el ambiente y ayuden a crear una atmósfera más sana: ficus benjamina, hiedra, sansevieria, la palmera bambú...; son las más adecuadas porque absorben sustancias químicas y atenúan la electricidad estática.

En el baño...

Las que aguanten la humedad

Y que la necesiten. Eso incluye toda clase de especies tropicales, por ejemplo, palmeras o troncos de Brasil. Si el baño tiene luz natural, aprovecha para decorarlo con orquídeas: luz y humedad es todo lo que necesitan para crecer sanas. El mejor espacio para un helecho. Son muy exigentes con el calor y la humedad, pero no requieren mucha luz, así que no hay otro rincón en la casa que les venga mejor.

En el dormitorio

Plantas y flores

Adiós al mito. Deja de pensar que es perjudicial colocar plantas en el dormitorio porque aportan más oxígeno que el que consumen: por esa razón favorecen un buen descanso. Puedes decorar tu habitación con toda clase de plantas de interior con o sin flor en composiciones que resulten armoniosas para que tengan efecto calmante. Coloca plantas que favorezcan el descanso y la relajación: por ejemplo, la lavanda y el jazmín, cuyo aroma es relajante y ayuda a combatir la ansiedad, por lo que inducen el sueño.

Para la cocina

Especies que puedas comer

Es el lugar idóneo para cultivar plantas aromáticas y tenerlas siempre a mano cuando las necesites para cocinar. Salvia, albahaca, perejil, hierbabuena... se cultivan en macetas fácilmente, pero es importante que la cocina cuente con suficiente luz natural. Ten precaución con los humos si no hay una buena ventilación, porque podrían afectar negativamente a estas plantas.

Continúa leyendo