¿Es normal lo que hace mi gato?

Si a veces adopta actitudes disparatadas , como mordisquear tu jersey favorito, no te enfades. Tiene razones para hacerlo.

Si a veces adopta actitudes disparatadas, como mordisquear tu jersey favorito, no te enfades. Tiene razones para hacerlo.

 

Tu tierno gatito tiene reacciones un tanto extrañas que te sacan de quicio y no logras comprender. Piensa que siempre hay una explicación para estos comportamientos. Te hablamos del algunos de ellos:


- Al observar una paloma en la ventana castañetea los dientes. Ésta es una de las reacciones más curiosas del gato, ¿por qué lo hace? Fascinado por una presa inaccesible, tu mascota imita la mordedura con la que atacaría a su víctima, clavando sus dientes en la nuca.


- Tras haber olisqueado un objeto, hace una mueca de desagrado. En realidad, lejos de experimentar repulsión, el animal se está impregnando de un olor atractivo, por ejemplo la orina de una gata en celo, y utiliza para ello un órgano sensorial que el hombre ha perdido, el órgano de Jacobson, que está situado en el paladar, detrás de los incisivos superiores. Con la boca ligeramente abierta y totalmente inmóvil, parece que está en éxtasis.


- Le encanta masticar tus plantas. Tu gato es carnívoro, pero en la naturaleza consume las vísceras de sus víctimas herbívoras y absorbe así una sustancia vital para su salud, el ácido fólico, contenido en los vegetales. Por eso, si no tienes jardín, es probable que se lance a morder las plantas de interior.

- Lame tu jersey de lana mientras ronronea. Este tejido mullido y cálido le encanta a tu gato porque contiene lanolina, algo que le recuerda el olor del vientre materno. Cuando se empeña en destrozar el jersey la realidad es que elige una teta ficticia y la manipula con las patas para simular la lactancia. Este comportamiento, frecuente en los gatos jóvenes, puede persistir hasta la edad adulta, sobre todo en los siameses, y hay que vigilarlo atentamente, porque las briznas de lana ingeridas pueden provocarle algún problema, como un bloqueo intestinal.


- Un animal ‘alucinado’. Algunos gatos, al ingerir plantas como la valeriana o el papiro... o incluso al mordisquear un objeto de madera de olivo, pueden tener reacciones extrañas, como si se encontraran bajo los efectos de algún alucinógeno. Si esto le ocurre al tuyo, no te preocupes, el efecto euforizante de estas plantas desaparece en pocos minutos.

Continúa leyendo