Vídeo de la semana

Espejos en casa sí pero, ¿dónde colocarlos?

Los espejos son una parte fundamental en la decoración de una casa. Sin embargo, saber cuáles elegir y dónde colocarlos es imprescindible para que nuestra estancia sea armoniosa. 

Los espejos forman una parte muy importante en la decoración de todas las casas. Saber dónde colocarlos y cuáles elegir, es quizá la tarea más difícil, sin embargo, siguiendo esta serie de trucos conseguirás que tu casa sea mucho más armónica y cumpla con los requisitos que exige el Feng Shui.
Los espejos forman una parte importante dentro de esta disciplina china. Colocarlos en el lugar correcto, puede ayudarnos a sentir mejor y hacer que las buenas vibraciones se sientan en el ambiente.

Que los espejos aportan profundidad a las estancias, es algo bien conocido por todo el mundo, sin embargo, es fundamental tener en cuenta qué es lo que va a reflejar el espejo. Teniendo en cuenta esto, lo lógico sería no ubicarlos en zonas que reflejen otras que nos producen desagrado.


Según el Feng Shui, lo más recomendable es no colocar espejos frente a ventanas y puertas, ya que la energía se refleja en ellos y haría que saliera de nuestros hogares. Sin embargo, un espejo colocado de manera estratégica para que la luz natural incida directamente sobre éste, puede aportar a nuestra estancia un toque de luces casi místico.

Lo normal es que en cada casa, además de los espejos del cuarto de baño, haya al menos, un espejo de cuerpo entero. Trata de colocarlo siempre en algún lugar en el que puedas conseguir la suficiente perspectiva y evita – si puedes- posicionarlo a ras del suelo. Además, ten en cuenta que este tipo de espejos deben tener una orientación completamente vertical ya que sino, sólo conseguirás desvirtuar tu figura.


Una vez tengas claro dónde quieres colocarlos, es necesario saber qué espejo ubicar en cada sitio. Por ejemplo, en el salón, comedor o dormitorios, trata de poner espejos antiguos o de diseño. Deja lo simple para el cuarto de baño. Para las habitaciones de los niños, puedes probar con espejos de fantasía o con marcos de colores. Eso sí, en cualquier caso, trata de evitar los espejos ahumados o de colores, ya que no sólo restarán luz a tu estancia, sino que además, envían un reflejo modificado de la realidad.

Continúa leyendo