Vídeo de la semana

Hacer la cama, ¿sí o no?

Tarea matinal obligada durante años, la ciencia se debate sobre si beneficia o perjudica la aparición de ácaros.

A favor del sí

Un hábito saludable

Ventilar y sacudir las sábanas es una faena doméstica recomendable, admite el doctor Pedro Ojeda, coordinador de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Es más, el especialista pone en duda que dejar la cama sin hacer sirva para reducir los ácaros.

El argumento

Los ácaros suelen residir en el interior del colchón y no en la superficie, dice Ojeda. “Lo que importa es reducir la humedad relativa y la temperatura del aire de la vivienda” y poner fundas antiácaros en colchón y almohada.

Supervivientes

El doctor recuerda que los ácaros pueden resistir hasta 12 horas en un ambiente seco y les bastan pocas horas de humedad para recuperarse.

A favor del no

Investigación científica en contra

Según un estudio de la Universidad de Kingston en Londres, es mejor dejar las sábanas y mantas desordenadas, para que se ventilen al aire. La conclusión sigue levantando polémica.

El motivo

El ambiente cálido y húmedo de una cama es el equivalente a un resort paradisíaco para los ácaros. Una cama deshecha durante el día ayuda a “eliminar la humedad de las sábanas, de modo que los ácaros se deshidratan y mueren”, explicaba el doctor Stephen Pretlove, uno de los autores del ensayo.

Efectos secundarios

La investigación recordaba que inhalar durante la noche los alérgenos de los ácaros favorece la aparición de enfermedades como el asma.

Continúa leyendo