Haz tu propio huerto urbano

Tengas el sitio que tengas, puedes disfrutar un huerto urbano en tu casa para cosechar tus propios cultivos durante todo el año. ¿En tu casa da el sol? Si es así, no hay nada que te lo impida.

No necesitas un jardín, solo un espacio con luz. 
Desde un balcón o el alféizar de una ventana, hasta un interior (soleado, aireado y sin una fuente de calor cerca). Según Nuria Preciado, socio-fundadora de Metro Huerto, “con 1 m2 se pueden recolectar hasta 2 cosechas por semana para 4 personas”.

¿Cuánta luz necesitas?

De 3 a 6 horas de
 sol directo. 
Elige el cultivo en función de la luz del espacio. Por ejemplo, mientras que “las plantas de frutos y raíces como tomates, pimientos, zanahorias o judías requieren más sol, (unas 4-5 horas mínimo)”, dice Preciado, las hortalizas de hoja como las lechugas, espinacas o rúcula pueden crecer bien a media sombra.

El recipiente

Es importante que pueda drenar agua por abajo. 
Para grandes espacios puedes tener una mesa de cultivo, y para pequeños, desde jardineras o macetas a jardines verticales. Preciado recomienda los sacos de geotextil: son moldeables y permiten la ventilación y el drenaje.

Riega pronto por la mañana o al final de la tarde, no en las horas fuertes de sol (se evaporaría el agua).

¿Qué plantar?

Hortalizas o especias. Opta por cultivos con ciclos cortos “para poder comenzar la cosecha en pocas semanas” o que admitan una cosecha continua. Ahora que llega el otoño, la experta aconseja lechugas, escarolas, espinacas, rúcula, berros, rabanitos, coles de hoja, acelgas, apio, remolachas o zanahorias.

La tierra, ya completa

“Los sustratos a la venta ya contienen todos los nutrientes”, dice Preciado, por lo que no tendrás ni siquiera que abonar. Utiliza fibra de coco (deja la tierra ventilada y húmeda) y humus de lombriz  (un fertilizante natural) en proporción 70 / 30.

¿Semillas o plantones?

Depende de tu nivel ‘eco’. 
Si eres principiante, es más fácil que adquieras brotes o plantones. Nuria Preciado matiza: “Nunca recomendaría empezar con semillas” a alguien que no tenga experiencia previa cultivando.

¡A comer!

Aproximadamente a partir del primer mes ya se puede cosechar, sobre todo si lo haces con plantones (cuando veas 6 u 8 hojas).


Un truco: quita las hojas grandes externas, dejando en torno a un 30 % de la planta sin cosechar. Haz lo mismo con las hierbas (corta por encima del nudo superior). Esta técnica permite que la planta se regenere cada semana.

Continúa leyendo