Ideas para decorar con lámparas

Iluminar, leer, estudiar, crear ambiente... A la hora de decorar tu vivienda, ten en cuenta qué tipo de luz necesitas y el efecto que quieres lograr.

Iluminar, leer, estudiar, crear ambiente... A la hora de decorar tu vivienda, ten en cuenta qué tipo de luz necesitas y el efecto que quieres lograr.

 

Un lugar destacado

¿Tienes una zona que deseas destacar? Coloca dos puntos de luz: el ambiente cobra protagonismo a la vez que el resto de la estancia queda en penumbra, creando así una atmósfera muy especial, como en esta imagen. 

De techo

¿Quieres claves para escoger tu lámpara de techo? Lo primero es la proporción. Si te has enamorado de una lámpara pequeña y tu salón tiene unas medidas considerables, tendrás que comprar dos. Consejo: ponlas a distintas alturas. Si buscas una grande, procura que no ocupe visualmente todo el espacio. Elígela en función del tamaño de la habitación y la cantidad de luz necesaria.

De pie

¿Qué esperas de una lámpara de pie? Si quieres que dé luz general, busca una con pantalla amplia en forma de tambor. ¿La necesitas para leer? Opta por un modelo que sea orientable, para dirigir la luz hacia donde se necesite. ¡Ah!, la altura de la bombilla que quede por debajo de tus ojos para que no deslumbre. Iluminan puntualmente una zona concreta, por eso crean sensación de intimidad. La forma y el material de la pantalla influyen en el tipo de luz. Usa textiles naturales para una luz cálida.

Para leer

No se trata de crear ambiente con ellas ni de decorar una estancia; son elementos claramente funcionales, pero hay una gran cantidad de diseños y colores para integrarlas en la habitación. Estas de sobremesa, de estudio, tienen que proporcionar luz suficiente y ser totalmente orientables. La luz blanca da mayor luminosidad y menos calor. La amarilla intensifica los colores.

De sobremesa

El mejor recurso para diferenciar ambientes. Ponlas estratégicamente en mesas auxiliares, junto al sofá o en el recibidor, a media altura, proyectando adecuadamente la luz y equilibrando luces y sombras para una iluminación 10. Un plus: nada de combinarlas a juego con el resto de las lámparas. Mezcla estilos que armonicen.

Continúa leyendo