Pequeños cambios 'deco' para el año nuevo

Año nuevo… ¡deco nueva! Te proponemos muy buenas ideas para renovarte en el nuevo año.

Año nuevo… ¡deco nueva! En 2016 tienes la oportunidad de comenzar un nuevo “libro” e ir rellenando las hojas de la mejor manera que te parezca. ¡Tú decides cuáles son tus objetivos para este año! Y por si no lo sabes, una de las mejores maneras de conseguir deshacerse de los malos recuerdos y de empezar desde cero es cambiar de entorno.

 

Modificar pequeños hábitos te ayudará a centrarte en tus nuevos objetivos. ¿Sabes que las novedades de tu día a día contribuyen además a ejercitar tu cerebro? ¡Pues sí!  


Showroomprive nos ayuda a dar el primer paso para cambiar de entorno de manera sencilla: cambiando la decoración. ¡Año nuevo… deco nueva!

 

1. Cambia el estilo de los muebles principales

No se trata de cambiar de la noche a la mañana todos los muebles sino de introducir pequeños cambios sustanciales en elementos clave que consigan dar un nuevo look a tu casa (y a tu vida). Puedes cambiar la mesa de tu salón, o bien el sofá. Elige una pieza que destaque y te transmita buenas vibraciones. 

2. Llena tu casa de color 

¿Has oído hablar de la cromoterapia? Para conseguir tus metas tienes que estar motivada, y para motivarte los expertos indican que hay que llenar el entorno de color.

 

Olvídate de los vestidos, camisas y jerséis de colores oscuros y pon luz en tu ropa. Sigue el mismo consejo para tu hogar. No se trata de que tu casa parezca una feria, pero sí de que introduzcas “puntos de energía”. El rojo, naranja y amarillo, por ejemplo, son colores que incitan a la actividad y dan ánimo para que ¡levantarte del sofá o la cama y ponerte a conseguir tus metas sea más fácil!. 

 

3. Cambia los muebles de orden

Como comentábamos al principio, no se trata de que cambien completamente toda la decoración sino algunas piezas por otras más inspiradoras. Y además, te aconsejamos que cambies los muebles de orden.

 

Puedes cambiarlos de manera que recibas el sol en nuevos espacios o bien de acuerdo a las reglas del feng shui. Para el feng shui, la importancia de los ambientes de la casa se mide por el tiempo de permanencia en ellos, por eso el dormitorio es lo más importante.

 

Según esta filosofía, el cabecero de tu cama ha de estar apoyado en la pared más alejada de la puerta. Al mismo tiempo, la cama no debe estar en línea recta con la puerta de entrada o con el baño. 

4. Rodéate de objetos que te hagan sentir bien

La decoración de nuestra casa y los objetos que utilizamos no tienen que ser sólo funcionales. Están  ahí para hacernos sentir bien, para despertar un recuerdo, una sonrisa o una sensación agradable cada vez que nuestra mirada se posa en ellos.

 

Rodéate de objetos especiales (por su forma, por su color, por sus cualidades) que te hagan sentir bien cada vez que los veas o los utilices.

Continúa leyendo