Plantas + animales: un hogar saludable

Una casa que esté decorada con plantas y en la que haya alguna mascota es una vivienda más saludable y confortable . Te contamos los pros y contras.

Una casa que esté decorada con plantas y en la que haya alguna mascota es una vivienda más saludable y confortable. Te contamos los pros y contras.

 

Se ha demostrado que el cuidado de plantas y animales en el hogar mejora la salud física y emocional de las personas y hasta podría hacerlas más longevas. Y es que, por ejemplo, acariciar a una mascota o regar las plantas hace que se reduzca la tensión arterial, además de producir efectos relajantes en nuestro organismo por la generación de endorfinas.

Pros, contras y consejos

Ventajas:

1. Disminuye el sentimiento de soledad.

2. Estimula el contacto físico y la comunicación entre los habitantes del hogar.

3. Por ello, incrementa su autoestima, confianza, seguridad, sensación de protección y capacidad de cooperación.

4. Refuerza el proceso de aprendizaje en los peques de la casa.

5. Y, naturalmente, da alegría y colorido al entorno, lo que redunda en una mejor salud emocional.

 

Desventajas:

1. Tanto plantas como mascotas pueden provocar alergias en determinadas personas; hay que informarse antes de adquirirlas.

2. Obliga a reforzar la higiene para evitar malos olores, en el caso de los animales.

3. Estos también pueden causar desperfectos en el mobiliario, etc.

 

Consejos:

1. Todo ser vivo necesita unas condiciones de temperatura y humedad. La relación ideal entre ambas se denomina confort higrotérmico. Cada persona, animal o planta tiene el suyo propio. Es importante buscar dicho confort teniendo en cuenta que esas condiciones se van modificando y que, por tanto, hay que controlarlas y corregirlas sistemáticamente.

 

2. Las mascotas o plantas que se adquieran deberán ser aptas para la vida doméstica. Y hay que tener en cuenta el espacio con que se cuenta, para ver si se adapta a las necesidades del animal o planta escogido.

 

3. Las plantas aportan oxígeno, pero también expulsan dióxido de carbono, por lo que la ventilación de la vivienda debe ser la adecuada.

Continúa leyendo