Prepara tu casa para el verano

Pon a punto tu hogar para cuando el calor apriete: consigue que el color y la luz lo inunden todo y crea una atmósfera refrescante. ¡Es fácil y rápido!

Pon a punto tu hogar para cuando el calor apriete: consigue que el color y la luz lo inunden todo y crea una atmósfera refrescante. Es tan fácil y rápido como seguir estos consejos.

 

1. Renueva los muebles

No tiene por qué ser complicado ni hace falta invertir mucho dinero para darle un toque más fresco y luminoso a algún que otro mueble. Con una mano de pintura, de un barniz tintado o de unos pliegos de papel estampado, puedes conseguirlo rápidamente. Por ejemplo, puedes cubrir con papel estampado o vinilo adhesivo la parte frontal de una alacena. Resultado: un rincón más refrescante. Utiliza esta técnica para los frentes de los cajones del aparador y la mesilla del dormitorio.

2. Añade color y textura

Sustituir algunos accesorios por otros de tonos acuáticos, de dibujos vistosos y texturas más livianas también funciona a la hora de avivar cualquier zona de la casa. Es imprescindible cambiar los textiles por otros más ‘desabrigados’, y si los nuevos son de tonos luminosos, la sensación de verano se hace más patente. Coloca jarrones, cestos, cajas, candelabros y toda clase de elementos decorativos a todo color.

3. Potencia la luz natural

¡Deja que el verano ilumine tu casa! Además, cuanta más luz tenga un espacio más grande parecerá. Cómo conseguirlo: abusando sin complejos del blanco en techos y paredes. Si a los de tu casa les está haciendo falta una mano de pintura, ahora es el momento de dársela para que reflejen toda la luz. Además, el blanco ayudará a bajar la temperatura.

4. Llénalo todo de flores

Buenas razones: poner flores naturales es la mejor manera de que tu casa parezca más fresca y alegre; con ellas integras la naturaleza en tu hogar y la casa se abre al exterior, añades luz y color (que puedes cambiar eligiendo distintas flores) y, además, transmiten sensación de bienestar. Un consejo: utilizar jarrones transparentes aporta mayor frescura.

5. ‘Refresca’ el estilo

Convierte tu hogar en una casa de verano introduciendo detalles, colores y tejidos propios del estilo mediterráneo. ¿Cuáles son? Un ambiente despejado, con cortinas ligeras y estampadas, alfombras de fibras naturales, detalles de colores acuáticos y muchos cojines que den sensación de relax.

Continúa leyendo