Vídeo de la semana

Quitamanchas naturales, ¿aún no los conoces?

Los mejores quitamanchas naturales que probablemente tengas en casa

Las mujeres, tendemos cada vez a usar más productos naturales y dejar de lado los químicos que pueden dañar nuestra piel. Cosméticos naturales, comida sin procesar, ropa elaborada a partir de tejidos naturales y orgánicos… Con estas prácticas, no sólo conseguimos grandes beneficios para nuestra salud, sino que además, ayudamos a proteger el medioambiente.
Normalmente, solemos pensar que para limpiar nuestras casas es necesario el uso de productos químicos, sin embargo, existen grandes sustitutos que pueden ayudarnos a tener nuestros hogares impecables y que, probablemente ya tengas en casa.

Bicarbonato

El bicarbonato de sosa es uno de los productos que más asociados con la limpieza natural. Estas sales, ayudan a eliminar malos olores, quitar manchas de la ropa, la tapicería de nuestros sofás o hacer que los objetos de plata vuelvan a lucir tan brillantes como el primer día.

 

Leche

La leche es otro de los productos más utilizados y conocidos para eliminar manchas. En concreto, suele utilizarse para quitar manchas de tinta, pero también para dar brillo a las plantas.


Polvos de talco

El polvo de talco es otro de los grandes y desconocidos productos de limpieza. Utilízalo en prendas, calzado y accesorios de ante, y verás lo efectivo que es. Para eliminar las manchas de grasa también será tu gran aliado.


Vinagre

Aunque el olor del vinagre pueda resultar desagradable para ciertas personas, lo cierto es que limpiar con este condimento no sólo es económico, sino también efectivo. El vinagre puede ayudarnos a eliminar manchas de sangre y aceite y además, es un gran antiséptico.

Limón

El limón, también puede servirnos para desinfectar objetos. Sirve también para eliminar el color amarillento de la ropa, e incluso, crear una barrera contra las odiosas hormigas que puedan querer colarse desde el jardín.

 

Vino blanco

Para limpiar manchas de vino, utiliza vino. Suena raro, lo sabemos, pero probablemente no haya nada más odioso que una mancha de esta bebida en nuestra ropa. Vierte un chorrito de vino blanco sobre la mancha y después lávala como de costumbre.

Continúa leyendo