Trucos para decorar tu casa

La casa es el lugar donde más horas pasamos, donde comienzan y terminan nuestros días, donde pasan muchas cosas importantes. Te ayudamos con algunos trucos a decorar (bien) tu casa.

La casa es el lugar donde más horas pasamos, donde disfrutamos de los mejores momentos, donde pasan muchas cosas importantes, es nuestro lugar de descanso. Te ayudamos con algunos trucos a decorar (bien) tu casa.

 

Es más fácil acertar en la decoración cuando los muebles básicos - el sofá, la mesa de centro o el aparador- son piezas de diseño sencillo, aunque la clave es reflejar nuestra personalidad. La clave está en saber aprovechar el espacio y buscar el equilibrio entre la comodidad, espacios abiertos y funcionalidad.

 

Un sofá con tapicería lisa es más agradecido que uno estampado, ya que podrás elegir los cojines sin miedo a que los motivos no encajen entre sí. Si el tono es claro mejor, ofrece más posibilidades que uno de color llamativo (rosa, naranja, verde...), así podrás añadir a tu salón una butaca o una alfombra en un tono intenso.

 

Un aparador o una mesa de centro discretos -de líneas sencillas- te dejarán libertad para añadir muebles de cualquier estilo en el futuro sin necesidad de cambiar toda la decoración. Las apuestas seguras: muebles sin adornos, con diseños básicos.

Unos consejos básicos son: no sobrecargar el ambiente con muebles innecesarios, evitar colocar muebles en zonas de paso, dar sensación de mayor altura con una iluminación orientada a techo y paredes, mantener el espacio ordenado y limpio.

 

Los espejos ayudan a ensanchar el espacio, los muebles elevados sobre pies dan una mayor sensación de amplitud. Poniéndonos más técnicos, una cuestión que se olvida en ocasiones, son los materiales, rodearte de maderas cálidas en el suelo y los muebles, de linos y algodones en las tapicerías y de buenos mármoles y piedras en cocinas y baños.

 

Rodéate de tus propios detalles, de aquellas cosas que te traen recuerdos. El primer cuadro que compraste, los dibujos de tus hijos, postales de tus viajes o de los museos. Muebles u objetos que hablen de ti y con los que te identifiques.

 

El mejor consejo que puede darte cualquier decorador es que no hay una forma correcta o incorrecta de decorar, sino que tu casa, tu espacio, tu hogar, tiene que ser una extensión de tu propia personalidad.

Continúa leyendo