Un balcón siempre perfecto ¡a pesar del frío!

Dar vida con plantas de temporada, muebles resistentes al frío como la Teka, poner estufas o cuidar la iluminación son algunas ideas para aprovechar este espacio en invierno.

Dar vida con plantas de temporada, utilizar muebles resistentes al frío como la Teka, poner estufas o cuidar la iluminación son algunas ideas para aprovechar este espacio a pesar de las bajas temperaturas.

 

Decir adiós al verano no significa privarse de disfrutar de uno de nuestros espacios preferidos en casa. Al bajar el termómetro, es posible continuar disfrutando del exterior. Hay muchas cosas que podemos hacer para estar a gusto fuera durante todo el año y disfrutar del balcón.

 

Vístelo con plantas de temporada. Aunque pueda parecer que con las bajas temperaturas lo normal es que nuestros balcones se vean tristes, con plantas hibernando, sin hojas y menos aún, con flores que les den vida, no tiene porqué ser así. Lo cierto es que podemos darles color con nuevas plantas de temporada que florezcan estos meses. Entre las más habituales están los pensamientos y caléndulas. Ambas plantas son resistentes a las bajas temperaturas y requieren un riego moderado. Las camelias también son una buena opción para esta época del año.

 

Además si contamos con un pequeño huerto habrá que adaptarlo también a la nueva temporada. Antes que nada, es importante abonar bien la tierra y aportarle nutrientes. El abono debe ser natural  (el guano es una buena opción), ya que llevaremos sus frutos a nuestra mesa. Una vez preparada la tierra ya podemos empezar a plantar nuestras verduras de temporada ya sean lechugas, escarolas, cebolletas, puerros, acelgas…

 

De todos modos, hay que tener en cuenta que las bajas temperaturas pueden ser un problema para las plantas más sensibles. Por eso es bueno agruparlas y proteger los tiestos de barro con algún plástico protector, cubrirlas con mallas protectoras y no regarlas mucho.

 

Escoge muebles resistentes. Por si ya no te acuerdas, el sol también sale durante el otoño e invierno y no hay nada mejor que aprovecharlo al máximo cuando es un bien escaso. Así que déjate acariciar por sus rayos y disfruta de un café o de un buen libro en una buena tumbona. Para eso hay que tener en cuenta muebles de exterior que sean lo más resistentes posible. Uno de los materiales más aconsejables es el rattan sintético, tanto por su durabilidad como por sus precios más asequibles. Además son muy fáciles de limpiar. Solo necesitan agua y un poco de detergente.

Si preferimos la calidez de la madera, la mejor opción es optar por la madera de Teka, pues aguanta muy bien la humedad. Y aunque no requiere de protección adicional, es recomendable barnizarla de vez en cuando para atajar su posible color grisáceo.

 

A gusto y calentitos, ¡Viva las estufas! Los bares y restaurantes no son los únicos que pueden tener estufas de exterior. Las hay de todos los precios y con suficiente potencia para manteneros calentitos aun cuando las temperaturas sean bajas. Estas suelen ser de gas, pero si además de un poco de calor queremos dar un toque de calidez y distinción al exterior, podemos optar por las de bioetanol para exteriores, también conocidas como biochimeneas y que emplean alcohol vegetal. Quizás no sean tan efectivas para combatir el frío como las de gas pero su efecto decorativo es, sin lugar a dudas, de lo más original y sofisticado.

 

Mima la iluminación. En esta época del año hay un hecho innegable: cada vez hay menos horas de luz y las frías noches se alargan. Así que una vez escogida la estufa que mejor nos viene, aconsejamos hacer un repaso a la iluminación del espacio y comprobar que todas las luces funcionan correctamente. La iluminación es una parte vital de la decoración. Además de por su evidente parte funcional, si la combinamos con una buena luz de ambiente algo más tenue y difusa podemos potenciar rincones o detalles especiales que de otro modo pasarían desapercibidos. Una propuesta es colocar faroles a diferentes alturas. La opción más ecológica y económica son los solares aunque en invierno pueden perder algo de intensidad. También podemos optar por los de bioetanol y el juego de luces y sombras que aporta la llama.

 

Te recomendamos dos tiendas donde podrás encontrar todo lo necesario para seguir nuestros consejos de forma económica: ManoMano y Leroy Merlin.

Continúa leyendo