Un cachorro llega a casa

La llegada del nuevo año supone, en muchos hogares, la incorporación de un nuevo miembro de la familia como animal de compañía. Por eso, te damos algunos consejos que debes tener en cuenta.

Cuando el perro llegue a casa por primera vez es normal que haga sus necesidades en lugares inadecuados, sin embargo, no debemos regañarle por ello, ya que dependiendo de la edad del cachorro, es lógico que no pueda contener su esfínter.

Lo mejor es habituarlo cuanto antes a que orine y defeque en el exterior, aunque durante las primeras semanas puede no ser posible debido al protocolo de vacunación y hasta que su sistema inmunitario se haya desarrollado. El cachorro debe salir a la calle todos los días una vez que tenga puestas sus primeras vacunas.

Hasta entonces, debemos elegir un lugar de la casa que asocie con la satisfacción de sus necesidades y llevarlo a él cuando se disponga a evacuar, nada más despertarse o después de comer. Lo principal es habituar al cachorro a su habitación-guarida, donde debe permanecer cuando no lo puedas controlar. De este modo no se acostumbrará a hacer sus necesidades en cualquier sitio de casa. En su habitación guarida debe disponer de un espacio destinado a hacer sus necesidades bien diferenciado del resto. Unos periódicos en el suelo suelen ser suficientes, aunque también puedes utilizar paños higiénicos que se comercializan para este fin.

Para que el cachorro aprenda a ir a este sitio determinado y hacer sus necesidades en él, se le puede incentivar utilizando un producto educador atrayente y premiarlo.

MENFORSAN te ayuda durante este periodo de adiestramiento: utiliza el producto MENFORSAN ATRAYENTE DE MICCIONES, pulverizándolo todos los días sobre los papeles de periódico o paños higiénicos destinados a que el perro realice sus necesidades. Es un producto totalmente natural con fragancia a raíces y plantas que estimulará a tu cachorro para que las realice en el lugar elegido.

Los dientes del cachorro

El proceso de dentición puede llegar a ser molesto e incluso doloroso para el cachorro, aunque para el propietario, la mayoría de veces, pasa desapercibido, puesto que el animal se traga sin querer muchos de los dientes que se le caen. Durante esta etapa es frecuente que el cachorro muerda todo lo que encuentra a su paso, tanto para mitigar el dolor y las molestias, como para fortalecer los recién estrenados dientes. 

MENFORSAN te ayuda a evitar mordeduras no deseadas durante el proceso de la formación de la dentición en patas de muebles, plásticos, zapatos , etc. Utiliza el producto ANTIMORDEDURAS MENFORSAN, un producto con amargante natural que ayudará a corregir este comportamiento no deseado durante la fase de desarrollo de los dientes del cachorro.

CONTINÚA LEYENDO