Un centro navideño para tu mesa

A estas alturas ya tendrás adornada la casa para recibir la Navidad, pero si en el último momento deseas decorar también tu mesa, sorprende a tu familia e invitados con este centro.

Sorprende a tu familia e invitados con este centro, que no presenta ninguna dificultad y lo vas a hacer en un momento.

 

Material necesario

 

- Una poinsetia (flor de Pascua) grande y frondosa, que esté plantada en maceta y preferiblemente con varios brotes.

- Tres botellas de vino vacías, da igual el color del vidrio, pero deben ser todas iguales.

- Cuerda, mejor si es decorativa, ya que se va a ver claramente.

- Tijeras.

- Agua calentada a unos 60 ºC.

- Pintura de pizarra en spray de color negro, aunque también la puedes encontrar en verde.

- Agua fresca.

Realización

Limpia bien la botellas por dentro y sobre todo por toda la superficie exterior y a continuación rocíalas con la pintura de pizarra negra en spray, de manera uniforme. Espera a que estén bien secas y si es necesario, aplica una segunda capa.

 

Ata las botellas con la cuerda de manera decorativa, dando varias vueltas además para que queden bien sujetas entre ellas ya que es importante que estén bien fijas. Echa agua fresca en cada una de ellas, sin llenarlas del todo porque no es necesario.

 

Corta varios brotes de la planta y sella los cortes introduciéndolos en el agua caliente durante unos cinco segundos. De esta manera se detiene el flujo de savia.

 

Lo único que falta por hacer es meter los brotes con flor dentro de las tres botellas y ya está listo tu centro de mesa navideño.

También te puede interesar:

Continúa leyendo