Un conejo como mascota

Son tan dulces y simpáticos que los conejos pueden ser la mascota ideal en un hogar con niños. Antes de llevar uno a casa, debes saber una serie de cosas.

Son tan dulces y simpáticos que los conejos pueden ser la mascota ideal en un hogar con niños. Antes de llevar uno a casa, debes saber una serie de cosas.

 

Existen muchas razas de conejos que los hacen muy distintos unos de otros. Además de diferenciarse por el tamaño, el peso y otras características como el color o el tipo de pelaje, hay conejos que son tranquilos y cariñosos y otros, más nerviosos e independientes. Es necesario consultar antes con un veterinario para escoger el animal adecuado.

Su tamaño es importante

Dependiendo del espacio del que dispongas en tu vivienda, podrás decidir entre las razas pequeñas o las más grandes. Los conejos enanos pueden no llegar a alcanzar el kilo de peso, mientras que un ejemplar de Flemish Giant (Gigante de Flandes) puede superar los 6 kilos. El tamaño determinará también dónde va a vivir: si en una jaula o suelto por la casa. Ten en cuenta a la hora de elegir que en casi todas las razas las hembras son más grandes y pesan más que los machos.

¡Al médico!

Lo primero que hay que hacer cuando se adquiere un conejo es, como con cualquier mascota, llevarlo a un veterinario especialista en animales exóticos para que le haga una primera revisión. El especialista tendrá que descartar que tenga parásitos en el intestino, mediante un análisis de sus heces. Además, el veterinario probablemente te recomendará vacunar a tu conejo contra la mixomatosis y la enfermedad vírica hemorrágica, que es mortal.

Su dieta

El heno es el alimento principal de su dieta, ya que favorece el desgaste de sus dientes, que les crecen continuamente. Dale al menos 150 g al día. Puedes darle pienso especial para conejos (30 g por kilo de peso) y verduras (100 g por kilo) a diario. Si no come pienso, deberás aumentar la cantidad de heno y verdura. El veterinario te dirá cuál debe ser su peso ideal y elaborará su dieta. No debes darle vegetales como coliflor, patata, cebolla o ajo ni tampoco debes abusar de las frutas, ya que contienen altas cantidades de azúcar que pueden ser perjudiciales. Evita también los frutos secos, las legumbres, alimentos cocinados y lácteos en general.

Cuidados básicos  

A los conejos se les debe cepillar el pelo a diario, para evitar que se les formen bolas de pelo en el estómago. No se les debe bañar. Ellos mismos se asean concienzudamente. Sólo en caso de que tengan acceso a un jardín y se hayan ensuciado mucho, se les puede dar un baño en seco con un champú en polvo. Es imprescindible que hagan ejercicio, así que deberás sacarlo unas cuantas horas cada día en caso de que viva en una jaula y dejar que corra libremente. Coloca una caja de arena en su jaula o en un rincón de casa: la utilizarán de manera natural siempre como 'baño'. Llénala con heno o arena específica para conejos y manténla siempre limpia.

Continúa leyendo