¿Ya tienes robot de cocina?

Son los mejores pinches que puedas imaginarte: te ayudan a procesar los alimentos con una precisión milimétrica e, incluso, los hay que preparan la comida por ti. Descubre todos los tipos que existen y sabrás el que necesitas.

  • Autor: Teresa Pinyol.

Te entusiasmarán, si te gusta cocinar… y hasta te pueden sustituir, si no te gusta pasarte horas delante de los fogones. Estos ayudantes eléctricos no faltan en las cocinas de los mejores restaurantes, pero pueden ser grandes aliados en la tuya. Estos son los principales robots de cocina que existen en el mercado.

1. Robot Multifuncional

Es capaz de realizar varias tareas: amasar, batir, pesar, picar, trocear… y cocinar. Es el más completo de todos, ya que puede procesar los alimentos ¡y cocinarlos!

Con los robots de cocina multifunción prepararás cualquier tipo de receta: guisos, fritos, postres, cócteles… Cocinar con ellos es tan
fácil como introducir los ingredientes, que puedes pesar en la báscula que viene integrada en muchos de los modelos, poner el tiempo
necesario y ajustar la temperatura.

Estos pasos se siguen sin ningún problema, gracias a la multitud de recetas para robots de cocina que vienen incluidas en cada unidad. Los hay de diferentes marcas y precios.

Compara bien entre los modelos y fíjate en las funciones que puede realizar cada uno antes de hacer la compra.

Robots que se limpian solos

Muchos de los aparatos de cocina no se utilizan por la pereza de limpiarlos, pero hay algunos robots de cocina multifuncionales que tienen la de autolimpieza, por lo que no tendrás que preocuparte por esta tarea.

2. Olla programable

Resultan muy prácticas, ya que no necesitan de tu presencia mientras preparan la comida. Pueden freír, cocer o guisar. Resultan una
buena alternativa a las ollas exprés, son incluso más rápidas que estas.

Además, la puedes programar para que inicie el cocinado antes de salir del trabajo y tener el plato listo cuando llegues a casa.

3. Procesador de alimentos

Su función es la de trocear, triturar, amasar, picar, rallar y pelar. O sea, preparan los ingredientes que vas a utilizar sustituyendo varios pequeños electrodomésticos. Los hay que incluyen función de exprimidor. 

4. Batidoras amasadoras

Son un excelente complemento, si lo tuyo es la repostería. Estos aparatos amasan, baten y mezclan de forma automática.

5. Crok pot

La olla de cocción lenta o crock pot es una versión de las ollas programables solo que para cocinar a baja temperatura. Es ideal para realizar guisos de muchas horas sin ningún esfuerzo. ¿Lo mejor? Que solo tienes que introducir los ingredientes en su interior, programar la olla y tu comida estará lista a la hora que le indiques al aparato. Conseguirás recrear la cocina a fuego lento de nuestras madres y abuelas sin esfuerzo ninguno.

6. Panificadora

Si te apetece preparar pan en casa pero quieres agilizar el proceso y no te apetece ni amasar ni estar pendiente de levados ni fermentaciones, la panificadora será tu mejor amiga. 

Prácticamente todas tienen varios programas para preparar distintos tipos de panes, más algunos extra ya que, además de pan, puedes hacer bizcochos e incluso mermeladas en la panificadora.

Lo mejor de esta máquina es que solo tienes que poner los ingredientes y, al cabo de unas horas, tienes un pan casero listo para disfrutar. Ella sola amasa, fermenta, deja levar y hornea. Muchas incluso tienen retardo para que puedas dejar los ingredientes por la noche y a la mañana siguiente el pan esté recién hecho.

Continúa leyendo