Todo a la vista... pero en orden

Poner orden es tan sencillo (y tan económico) como exprimir al máximo una estantería y tan decorativo como dejar todo a la vista. En toda la casa.