10 trucos para hacerte la vida más fácil en la cocina

Con los consejos adecuados, cocinar puede convertirse en una tarea sencilla. Lee y compruébalo.

Con los consejos adecuados, cocinar puede convertirse en una tarea sencilla. Lee y compruébalo.

 

Alcachofas frescas

Para cocinar las alcachofas frescas, lo mejor es partir el rabo justo antes de cocerlas. De este modo, guardan todas las propiedades nutritivas y evitas que se oxiden y se ennegrezcan.

 

El alioli, en su punto

Cuando prepares alioli y te quede demasiado líquido, no lo tires porque puedes arreglarlo muy fácilmente. Cuece una patata y añádesela tamizada. Así lo espesarás bastante pero sin que su sabor y color cambien en absoluto.

 

Recuperar unas anchoas

A veces, las anchoas están demasiado saladas; pero esto tiene solución. Antes de nada, enjuágalas debajo del grifo con agua fría y después sumérgelas diez minutos en un bol con vinagre de vino. Así quedan en su punto de sal y no tendrás que tirarlas a la basura.

¿Cómo se desala el bacalao?

Normalmente, se necesitan 48 horas para desalarlo, pero si no tienes tiempo suficiente puedes probar el siguiente truco. No falla. Pon el bacalao en agua y, a las 24 horas, sustituye el agua por leche y añade medio diente de ajo. Te quedará perfecto, en su punto justo de sal.

 

Caldo casero

Da igual si el caldo que vas a preparar es de pescado, de carne o de verduras. Pon siempre los ingredientes en una cacerola con agua fría y, después, caliéntala a fuego muy lento. De este modo, suben todas las impurezas a la superficie y lo podrás espumar más fácilmente.

 

Pisto más sabroso

Para que este delicioso guiso te quede mucho más sabroso que de costumbre, no olvides freír unas cuantas hojas de albahaca en una sartén con aceite y añadirlo encima. Las hojas de albahaca, aunque no lo creas, le dan un sabor muy especial.

No llores con la cebolla

Si cada vez que pelas o cortas cebollas terminas llorando, prueba un truco infalible. Coge un bol, llénalo de agua caliente y añádele un chorrito de vinagre. Sumerge la cebolla durante 15 minutos y después córtala como siempre.

 

‘Fondue’ sin salpicaduras

Aunque es un plato delicioso y divertido de comer, a veces resulta algo sucio, ya que el aceite suele saltar bastante al mojar los trozos de carne en el queso. Hay una forma sencilla para evitar las salpicaduras: coloca una o dos ramitas de perejil dentro del queso. De esta forma puedes comerla con tranquilidad y sin temor a las manchas.

 

Asado de carne

Si el asado de carne te ha quedado duro, añade unas rodajas de tomate. Los ácidos lo ablandarán.

 

Batir las salsas

Al batir cualquier tipo de salsa con la batidora, es normal que te salte. Para que esto no suceda, pon un trozo doble de papel de plata alrededor del vaso que estés utilizando y hazle un agujero. Introduce por él la batidora y ya verás como no sale nada fuera.

Continúa leyendo