3 trucos para recuperar una lechuga mustia

Las lechugas suelen ponerse mustias rápido, por eso, te damos trucos para recuperarlas. ¡Pruébalos!

Las ensaladas son las reinas del verano, por lo que la lechuga no suele faltar en la nevera de muchas casas. Sin embargo, las lechugas suelen ponerse mustias pronto, ¿qué hacemos para evitar tirarlas? Tenemos tres trucos muy eficaces:

 

Agua y patata cocida

¿La lechuga se ha puesto un poco mustia y pasada? Antes de tirarla, prueba este truco: lava las hojas de la lechuga, colócalas en un recipiente con agua y echa dentro una patata cocida pelada y cortada por la mitad. Después, deja en la nevera el recipiente durante unas dos horas, ¿sigues queriendo tirarla?

 

Agua y limón

También puedes poner las hojas de lechuga en un recipiente con agua fría y añadir un poco de zumo de limón o un chorrito de vinagre. Después, mételo en la nevera y deja reposar una hora. El resultado te gustará.

 

Agua con hielo

Otro truco es hacer lo mismo, pero sumergiendo la lechuga en un recipiente con agua y hielo durante una media hora. ¡Lista!

Cristina

Cristina Cantudo

Soy periodista y mi pasión es comunicar, conectar con la gente y convertir en palabras las ideas. Intentaré compartir con vosotros todo lo que me resulte curioso, interesante y emocionante sobre el mundo de la gastronomía y la nutrición. Bon Appétit!

Continúa leyendo