5 trucos caseros para eliminar 5 manchas del verano

Sudor, vino tinto, bronceador… ¿Te has manchado y no sabes cómo eliminar las manchas? Aquí te decimos con qué puedes  acabar con ellas.

Sudor, vino tinto, bronceador… ¿Te has manchado y no sabes cómo eliminar las manchas? Aquí te decimos con qué puedes  acabar con ellas.

 

1. Sudor o desodorante… con aspirina. Con las altas temperaturas, nos salen más frecuentemente las incómodas manchas de sudor que, si no las eliminamos correctamente, pueden estropear la ropa. Para eliminar esas manchas amarillentas en la zona de las axilas, hay que actuar rápido, con el jabón habitual, para que el sudor no se fije en el tejido. El desodorante también mancha nuestras prendas muchas veces. Para acabar con la mancha, disuelve una aspirina en agua hasta obtener una pasta y aplícala sobre la mancha; después, frota y deja reposar antes de merar la prenda en la lavadora.

 

2. Vino tinto… con vino blanco. El tinto de verano es un clásico de este riempo; curiosamente, una de las formas más sencillas de borrar las manchas de vino tinto es con vino blanco. Gracias a su composición, al verter vino blanco sobre una mancha de tinto, conseguimos desprender el color de la prenda y, a su vez, ablandar la mancha en caso de estar seca. Tras haber retirado el color de la prenda, que es lo que más penetra, ya podemos lavarla  en la lavadora como siempre.

 

3. Bronceador y aceite solar… con vinagre y polvos de talco. Para combatir las manchas de las cremas solares, se recomienda meter las prendas en un recipiente con agua caliente y una taza de vinagre blanco y esperar media hora. Eso sí, hay que mirar bien la etiqueta de la ropa para ver a qué temperatura se puede meter. En cuanto a las manchas de aceite solar, lo primero que hay que hacer es retirar el exceso de aceite de la ropa con un trozo de papel de cocina, presionando sobre la mancha; después, cubrirla generosamente son polvos talco de bebé y dejar reposar unas horas. Por último, con la ayuda de una espátula o cuchara, retiramos los polvos y aplicamos una gota de jabón neutro y, con un cepillo de dientes humedecido, frotamos la mancha y, cuando veamos que se forma espuma, podemos meter la prenda en la lavadora.

4. Pintura… con detergente para lavavajillas. Si aprovechamos el buen tiempo para pintar la casa, haya que tener cuidado con la las manchas de pintura.

 

Las que tienen base de agua, las podemos eliminar con detergente para lavavajillas: mezclando un vaso, a partes iguales, de agua y detergente, hacemos una mezcla y la aplicamos sobre la mancha desde el reverso de la prenda. Del mismo modo que con la mancha de aceite, con la ayuda de un cepillo frotamos cuidadosamente la mancha; es importante que la mancha no traspase al resto de la prenda, así que podemos colocar debajo de la misma papel de cocina, por ejemplo. Hay que repetir la operación hasta que la mancha haya desaparecido por completo; después, lavamos la ropa en la lavadora.

 

5. Chicle… con frío o calor. Para eliminarlo de una prenda, podemos hacer dos cosas: meterla con el chicle hacia arriba en una bolsa de plástico y meter ésta en el congelador; esperar dos o tres horas hasta que el chicle esté congelado. Después, con la ayuda de un cuchillo o de una espátula, separamos con cuidado el chicle de la tela, aplicamos un quitamanchas y lavamos la prenda en la lavadora.

 

Otra opción es meter la prenda en un recipiente y verter agua hirviendo directamente sobre el chicle hasta sumergir la prenda. Después, hay que separar el chicle igual, con un cuchillo o una espátula.

 

- Con información de Mr. Jeff.

Continúa leyendo