6 trucos útiles sobre las frutas

Te damos 6 trucos que debes tener en cuenta cuando compres fruta. ¿Sabías que no es bueno dejarla en la bolsa?

Cuando compres fruta o verdura, no olvides sacarla de las bolsas o de cualquier envoltorio de plástico para que respire. Si hay alguna pieza estropeada, elimínala para que no contagie al resto. Y siempre, antes de comerla, lávala muy bien con agua fría para eliminar residuos. Te damos 6 trucos útiles sobre las frutas.

 

Jugosas fresas


Cuando prepares fresas, lávalas sin quitarles el rabito para que no pierdan el jugo, y añade por encima un poco de azúcar. Para que estén mucho más jugosas, ponlas en un bol y añade unas gotas de vinagre. Déjalas macerar media hora.

 

Con todo su color


Si pelas fruta y vas a consumirla pasado un rato, ponla en un plato y rocíala con un chorrito de zumo de limón. De este modo, evitarás que se oxide y que se quede descolorida o que, incluso, ennegrezca. La fruta también mantiene todo su sabor.

Qué hacer con las mitades de limón


A veces, al partir limones quedan varias mitades sin utilizarse y es fácil que terminen en la basura. Para que esto no suceda, pínchalas con un palillo en la zona donde quede zumo y guárdalas en la nevera. Aguantarán mucho más tiempo.

 

Plátanos congelados


Si has comprado muchos plátanos y temes que se te estropeen, no te preocupes;
envuélvelos en un trozo de papel transparente y congélalos. Tendrás tiempo suficiente para consumirlos, ya que pueden conservarse hasta tres meses dentro del congelador.

 

Los aguacates bien maduros


Son una fruta exquisita y muy nutritiva, pero para consumirlos tienen que estar bien maduros. Cuando vayas a comprarlos, aprieta la zona del tallo con los dedos. Si la pulpa cede, es que están listos para consumir. Si no, mejor espera unos días.

 

Manzanas asadas


¿Quieres preparar un postre muy sencillo y sano en tiempo récord? Coge un par de manzanas reineta que no estén demasiado maduras y ásalas en el microondas durante 4 ó 5 minutos. Si les añades un poco de azúcar moreno por encima, e incluso un chorrito de leche condensada, estarán mucho más sabrosas. Sírvelas con un poco de queso fresco al lado.

Continúa leyendo