Cómo cuidar la bisutería para que dure más

La adoramos, pero dura tan poco que a veces empieza a ponerse negra después de usarla solo una vez. Os contamos cómo cuidar la bisutería para que dure más .

La adoramos, pero dura tan poco que a veces empieza a ponerse negra después de usarla solo una vez. Os contamos cómo cuidar la bisutería para que dure más.

Si un día salimos a comprar ropa, lo más seguro es que volvamos a casa con algo de bisutería. Los diseños son cada vez más modernos y los precios cada vez más bajos… Pero su vida es muy corta. Que levante la mano quien no tenga los cajones llenos de anillos a los que les faltan piedras, pulseras que se han puesto negras y collares que ya no sabemos si eran dorados o plateados.

 

Es cierto que no es eterna, como se dice de las joyas, pero si sabemos cómo cuidar la bisutería conseguiremos alargar su vida un poquito.

1) Antes de ponerte por primera vez tu pieza de bisutería lo que tienes que hacer es darle una capa de esmalte de uñas transparente. Con esto será como si la barnizaras. Esta operación debes repetirla de vez en cuando, sobre todo si es algo que te pones con frecuencia.

2) Nunca te laves las manos, te duches o friegues los cacharros con la bisutería puesta. Si no te das cuenta y se te moja, sécala lo antes posible. Tampoco la dejes en el cuarto de baño porque el vapor del agua de la ducha la estropea.

3) Para cuidar tus piezas de bisutería, no la lleves al gimnasio ni en cualquier otra actividad en la que intuyas que vas a sudar. El sudor decolora la pieza y la deja opaca.

4) No te pongas collares, cadenas ni pendientes inmediatamente después de echarte crema o perfume, deja que se seque antes el producto. Del mismo modo, nunca te perfumes con la bisutería puesta.

5) En casa, guárdalas en un cajón, en bolsitas o cajitas individuales. Se trata de que no les dé la luz y el aire para que no se oxiden, y de que no estén en contacto con otras piezas metálicas.

6) Para limpiarlas, periódicamente pásale un trapito de algodón o fieltro, simplemente frotando.

Continúa leyendo