Cómo descongelar correctamente los alimentos

¿Cuál es la mejor forma de descongelar los alimentos? ¿Puedo volver a congelarlos después?  Te contamos lo que debes saber para hacerlo bien.

La congelación es un buen sistema de conservación de alimentos que nos permite comprar comida en cantidad, ahorrar en la cesta de la compra y disfrutar de alimentos que no son de temporada. 

Sin embargo, es muy importante respetar las normas y hacerlo correctamente ya que, de lo contrario, te arriesgas a sufrir una intoxicación alimentaria. En la mayoría de los hogares se congelan los alimentos pero luego la descongelación no se hace correctamente. ¿Sabías que en el 48 % de las casas este proceso se hace mal?

¡Cuidado con las bacterias!

Al contrario de lo que se piensa, cuando se congelan los alimentos las bacterias que tengan en su interior, no mueren. Se mantienen latentes en los alimentos y cuando vuelven a estar a temperatura ambiente, empiezan a reproducirse de nuevo. La única forma de destruirlas es mediante una cocción adecuada.

Por lo tanto, si el proceso de descongelación no lo hacemos bien, sufrimos el riesgo de que esas bacterias se multipliquen muy rápido y pongan en riesgo nuestra salud.

En el caso de la carne, por ejemplo, lo ideal es hacerlo separada de otros alimentos para evitar que se produzca contaminación cruzada. En este punto es especialmente importante no juntar ingredientes cocinados y crudos.

Aprende a descongelar bien

Hay varias formas de descongelar los alimentos sin exponerse a riesgos: 

- En el frigorífico. Para mantener la calidad de los ingredientes, lo ideal es descongelarlos en la parte baja de la nevera. Este método tiene el inconveniente de que es lento, es decir harán falta unas 24 horas para que el alimento se descongele por completo, especialmente cuando se trata de piezas de gran tamaño. Nunca debemos descongelar alimentos a temperatura ambiente o en agua caliente, ya que el riesgo de contaminación es mayor, esto se debe a que a medida que aumenta la temperatura, también se incrementa la reproducción bacteriana. También es importante colocar la carne o pescado que vayas a descongelar en una bandeja con un plato debajo para que los jugos que los alimentos sueltan durante la descongelación no entren en contacto con el alimento en cuestión.

Hay que tener especial cuidado con la carne picada, un ingrediente que al estar troceado tiene mayor riesgo de contaminación bacteriana.

- En el microondas. Tiene la ventaja de que es la forma más rápida de descongelar alimentos, pero el inconveniente de que con este método se pueden cocinar los extremos de los alimentos mientras que el centro se mantiene congelado. Para evitarlo, lo mejor es cortar el alimento en trozos pequeños (si se puede) o ir girando la pieza a medida que se va descongelando. 

- Con agua fría. Para descongelar alimentos con agua fría, tienen que estar envueltos o envasados herméticamente para que el agua no entre en contacto directo con ellos. Sumerge el alimento, bien cerrado, en agua fría y se va cambiando el agua cada cierto tiempo para acelerar el proceso de descongelación.

No olvides que algunos alimentos congelados, como es el caso de las verduras, se pueden cocinar directamente, sin necesidad de descongelarlas previamente.

Alimentos congelados que deberías incluir en tu dieta

Estos son algunos alimentos interesantes que merece la pena comprar ya congelados e incluir en tu dieta diaria. ¡Toma nota!

Verónica Bravo Piqueras

Verónica Bravo

Soy periodista y una apasionada de la gastronomía, la cocina y la nutrición. Me confieso adicta al café y a la comida de verdad acompañada de un buen vino. Adoro viajar y las comidas familiares. Coach nutricional en proyecto y amante de la buena vida. Escribo, cocino, como y disfruto a partes iguales.

Continúa leyendo